Tirador en la masacre de El Paso se declara “no culpable”

Masacre. Patrick Crusius, quien dijo “soy el tirador” al entregarse a la Policía, este jueves ante la una Corte se declaró inocente de haber matado a 22 personas


Regeneración, 10 de octubre del 2019. Patrick Crusius, acusado de haber matado a 22 personas en El Paso, se declaró no culpable este jueves de la masacre racista ocurrida el pasado 3 de agosto.

El joven, a pesar de que ya había confesado haber planeado el hecho por su «odio a los mexicanos», se declaró inocente ante la Corte.

Crusius confesó que lo que indicaba un manifiesto del que se desprendió la hipótesis de que su ataque era contra los mexicanos era cierta.

«Soy el tirador», confesó en ese momento el atacante de 21 años, quien el pasado 3 de agosto mató a tiros a 22 personas, usando su AK-47.

Con un semblante oscuro y visiblemente irritado, el joven recibió una copia de su acusación y de los cargos que se le acusan.

LEER MÁS:  California, fuertes vientos avivan incendios, 10 millones en alerta

Vestido en un saco azul, una camisa blanca y lentes, el residente de Dallas se mantuvo junto a sus abogados durante una breve audiencia que se espera se convierta en un caso de pena de muerte.

Al menos esto es lo que señalan algunos medios locales

Acude delegación diplomática mexicana
El jueves a mediodía, alrededor de 80 personas y 30 miembros de la prensa pasaron por una revisión de seguridad antes de tomar sus asientos en una corte del Tribunal del condado de El Paso.
Entre el público había una delegación del Consulado de México.
Ocho mexicanos fallecieron en el ataque donde la mayoría de las víctimas tenía apellidos hispanos. Una de las personas asesinadas era de nacionalidad alemana que vivía en Ciudad Juárez.
Un alguacil pidió a los presentes mantenerse en silencio y advirtió contra arrebatos.
En cuanto a las víctimas de la masacre, una veintena de personas resultaron lesionadas pero sobrevivieron; funcionarios de hospitales informaron que dos personas continúan internadas.
Fiscales locales indicaron que solicitarán la pena de muerte.
Las autoridades federales también están considerando cargos por asesinato punible con la pena capital y por crímenes de odio.
El Departamento de Justicia catalogó el tiroteo como un acto de terrorismo nacional.
Hubo aproximadamente 2 mil testigos en el lugar de la masacre.
Por este motivo prácticamente todos entre los casi 700 mil habitantes de la ciudad conocen a alguien que se vio afectado directamente por el ataque.
La jueza que originalmente había sido asignada, debió recusarse del caso porque conocía a una de las personas que falleció en el tiroteo.
El principal fiscal dijo que su hermana se hallaba en la tienda Walmart al momento del ataque y que el presunto agresor pasó justo al lado de ella.
Crusius se entregó voluntariamente menos de una hora después del tiroteo, luego de huir del lugar en su auto, de acuerdo con la policía.
Su orden de aprehensión indica que al momento de entregarse dijo “soy quien disparó”.
Según la Policía, el joven publicó un manifiesto racista pocos minutos antes del ataque en el que expresó su deseo de asesinar a hispanos para balcanizar Estados Unidos en criterios raciales.
Crusius se encuentra detenido sin derecho a fianza en una cárcel de El Paso.
Está bajo vigilancia ante posibilidades de suicidio prácticamente desde que fue arrestado y se encuentra aislado del resto de los prisioneros.

 

LEER MÁS:  Presenta Sanders plan para despenalizar la migración en EU
cargando...