La UIF informó esta mañana que Jesús Murillo Karam, Genaro García Luna y Tomás Zerón estuvieron involucrados en la compra de Pegasus por 32 millones de dólares.

Tomás Zerón, García Luna y Murillo Karam involucrados en compra de Pegasus

Regeneración, 21 de julio del 2021. Pegasus, malware de espionaje creado por NSO Group, fue contratado por 32 millones de dólares durante las administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. 

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, informó esta mañana que en la negociación estuvieron involucrados el extitular de la Procuraduría General de la República (PGR), Jesús Murillo Karam; el exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, y el exdirector de la extinta Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón.

La UIF detectó que la adquisición del malware se realizó a través de Grupo Tech Bull, empresa fachada constituida por Balam Seguridad Privada S.A. de C.V. Ambas empresas recibieron depósitos superiores del gobierno federal. 

En el caso de Balam Seguridad Privada fue de 910 millones 446 mil 27.87 pesos y a Tech Bull le dieron 527 millones 879 mil 89. 27 pesos. Las empresas no sólo realizaron negocios con la PGR, entre sus principales contratistas están el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y el gobierno estatal de Veracruz, cuando Javier Duarte lo dirigía, y el Estado de México. También se encontraron nexos con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.

Santiago Nieto indicó que Grupo Tech Bull es una empresa que tiene poco tiempo de constitución y fue la empresa que envió dinero a Israel e Italia. Por lo que no sólo se trata de montos incongruentes, sino que al recibir montos superiores del gobierno federal se podría señalar que incurrieron en actos de corrupción.

Hallazgos en las empresas

El titular de la UIF explicó que las dependencias federales contrataron a Grupo Balam, este envió recursos a empresas fachada, entre ellas Tech Bull y KBH; la cual era la encargada de transferir dinero a NSO Group y a Italia, Israel y Estados Unidos.

Tech Bull recibió el contrato de la PGR para adquirir Pegasus. La UIF encontró un documento de 2014 en el que el gobierno federal reconoce que tienen un adeudo con dicha empresa por 145 millones de pesos para 2015.

Además, la UIF recibió un reporte en 2016 de irregularidades que se detectaron en la transferencia de dos montos, uno fue por 151 millones de pesos que se realizó entre marzo y diciembre de 2014; el otro fue de 140 millones de pesos y se transfirió entre noviembre y diciembre del mismo año.

Tech Bull declaró ingresos por 490 millones de pesos y deducciones por 485 millones de pesos, entre 2013 y 2018; sin embargo, al finalizar el sexenio de EPN se declaró en ceros. Al respecto, Santiago Nieto subrayó que existe la presunción de que la compañía contrató a empresas que facturan operaciones simuladas para deducir impuestos.

Aunado a ello, Balam realizó depósitos por 127 millones de pesos en 2014 y 2015. También envió 18 millones de dólares a Estados Unidos e Israel, a través de transferencias internacionales, y de 23.3 millones de dólares a empresas israelíes.

Asimismo, declaró ingresos por más de 1 mil 17 millones de pesos y sólo tenía un promedio de 5 trabajadores anuales que en 5 años recibieron 7 millones de pesos.