Compartir

Trump se volvió a referir a la financiación de su muro fronterizo. Ahora presionó a los republicanos a respaldar cambios en la ley de inmigración

Regeneración, 30 de julio de 2018.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó de nuevo este lunes con cerrar el gobierno federal por sus demandas de un muro fronterizo y otros cambios en la política de inmigración, pero dijo que sigue abierto a las conversaciones con el congreso sobre el tema.

“Siempre dejo espacio para la negociación”, dijo Trump durante una conferencia de prensa con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en la Casa Blanca, y agregó que no ha trazado ninguna “línea roja” sobre el asunto.

El congreso debe aprobar un proyecto de ley de gastos para evitar el cierre del gobierno y Trump reiteró el lunes su exigencia de que las reformas migratorias, incluidos $ 25 mil millones para la construcción de un muro en la frontera con Estados Unidos, se incluyan en cualquier paquete de gastos.

“Si no obtenemos la seguridad fronteriza, después de muchos, muchos años de conversaciones dentro de los Estados Unidos, no tendría problemas para cerrar”, dijo Trump. El mandatario ya había amenazado apenas el domingo con cerrar el gobierno. 

La noción de un cierre del gobierno fue criticada por el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Richard Shelby.

En declaraciones a los periodistas en el Capitolio, Shelby dijo:

“Espero que la idea de cerrar el gobierno no sea algo serio y desaparezca”.

Añadió que las amenazas de Trump no ayudarían a los legisladores a elaborar las facturas de gastos necesarios antes de septiembre 30, fecha límite “porque estamos tratando de trabajar juntos de forma bipartidista”.

Más allá de construir un muro, la administración también quiere eliminar la llamada “migración en cadena” que permite a familiares de inmigrantes venir al país, y el programa de diversidad de visas y lotería, y avanzar hacia lo que Trump llama un sistema de migración “basado en el mérito”.

El presidente republicano dijo el domingo que permitiría que el gobierno federal cierre si los demócratas no financian su muro fronterizo y respaldan los cambios en la ley de inmigración, apostando a que mantener una línea dura beneficiará a los republicanos en las elecciones legislativas de noviembre.

Sin embargo, una interrupción en las operaciones del gobierno federal podría ser contraproducente para Trump si los votantes culparan a los republicanos, que controlan el Congreso, por la interrupción en los servicios.

Con información de Reuters

LEER MÁS:  Firman México, Estados Unidos y Canadá el Tratado de Libre comercio (T-MEC)

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook