Los contextos, diferencias sociales y experiencias de vida marcan las posturas políticas de los músicos y escuchas del rock, por lo tanto, existen una diversidad de rebeldías e inconformidades.

Unos rompen y otros recogen los pedazos: el conflicto en el rock latinoamericano

Víctor Manuel Guerra García-ENAH

 

La última entrega de mi análisis acerca del documental Rompan todo esta centrado en algo muy importante y poco abordado, en uno de los capítulos Rafael Acosta, baterista y líder de los locos del ritmo menciona que el rock sin ellos no sería el rascacielos que es ahora, por su parte Roco de la maldita vecindad refiere que ese primer rock no les fue significativo a todos los jóvenes porque no tenía un origen popular, cosa que su agrupación si tenía, por otro lado en un tono muy similar   Gustavo Santaolalla refiere que la actitud tomada por parte de Billy bond y su grupo la pesada del rock  en una presentación en el Luna Park el 20 de octubre de 1972 al arengar a los asistentes a responder la violencia con la violencia por la entrada y abusos de la policía, Santaolalla refiere que dicha actitud fue un error, Billy Bond no solo asume que no fue un error sino que menciona que el hartazgo de las personas en torno al ambiente represivo del gobierno argentino se representó dos veces, uno en el Cordobazo y el otro en el Luna Park. Lo anterior nos lleva a preguntarnos algo muy importante ¿Cómo se presentan en la historia del rock los conflictos entre artistas? ¿de qué manera se abordan?

En México ha habido comentarios y diferencias entre los primeros grupos de rock y quienes consolidaron un estilo en los años 90, los segundos, como es el caso de la Maldita Vecindad no refieren no deberles nada pero si tomar distancia entre una música y otra, sin embargo, los grupos de los años sesenta si luchan por un reconocimiento de las nuevas generaciones, esto se convierte en un conflicto que va más allá de la significación de la música, ¿qué tanto realmente estos grupos abrieron espacios? ¿Qué tanto se puede considerar su actitud y labor musical como rebelde como ellos la catalogan aun? Mas que resolver el conflicto lo que podemos entender es que las significaciones se transforman de acuerdo al contexto y expectativas de los músicos, por tanto, la rebeldía de loa sesenta no es la de hoy. Por otro lado, tenemos la cuestión entre Billy Bond y Santaolalla, este ultimo considera un error la confrontación con las fuerzas de seguridad pública porque su punto de enunciación es una postura de reconocer y asumir las normas de la dictadura en tanto se respeten las condiciones materiales de los músicos, en esta caso la apertura de espacios, por su parte Bond tiene una postura contraria de la que hasta la fecha no se arrepiente, dos posturas políticas que son coetáneas pero contrarias entre si ¿Por qué estas diferencias entre posturas no son desarrolladas? Las diferencias y conflictos no solo entre músicos sino entre los seguidores de los distintos géneros musicales son expuestas, pero no abordadas de tal manera que pareciera que los procesos del rock en Latinoamérica son armónicos y existe una sola rebeldía y una sola inconformidad, pero no es así, los contextos, diferencias sociales y experiencias de vida marcan las posturas políticas de los músicos y escuchas del rock, por lo tanto, existen una diversidad de rebeldías e inconformidades.

Un ejemplo muy claro es el que muestra León Gieco cuando participa en el festival de la solidaridad en 1982 que fue organizado para apoyar a los soldados del frente bélico de las Islas Malvinas, muchos participaron bajo amenaza y Gieco consideró importante su participación debido a que supo que Solo le pido a Dios era interpretada por los soldados, pero tanto los Violadores como Virus ni por las amenazas acudieron al festival, Marcelo Moura menciona que no acudieron por la firme oposición al régimen dictatorial debido a la desaparición de uno de sus hermanos en manos del ejército. Gieco trabajó en sus letras esta oposición, pero en su momento apoyó este festival, por su parte Virus no hacia menciones directas a la política, pero si tenía una postura clara en contra de la dictadura.

En México quizás los conflictos se centran no sólo en la postura política sino en los espacios construidos y otorgados, es decir, los que son construidos por los músicos con sus presentaciones y defendidos por los escuchas y los otorgados que son aquellos administrados por los empresarios y que son de gran aforo y respaldados por una maquinaría publicitaria. Ambos forman parte del proceso, pero tienen una carga simbólica distinta y por ello son realmente pocos los grupos que se desenvuelven en ambos ámbitos, los escuchas significan de manera diferente y regularmente descalifican a quienes solo tocan en los espacios otorgados, como es el caso específico de Maná.

Hablemos y abordemos los conflictos en el rock en función de mostrar las diferencias que enriquecen a este género, el rock es en si mismo un conflicto si se plantea como un fenómeno que no cambia entonces no estamos realizando las preguntas correctas ni presentando las complejidades de la música de rock, más bien, estamos cediendo a una explicación que contribuye a la homogeneización de una sola visión del proceso.

¿La responsabilidad es de quien contesta o de quien pregunta?