Un hombre fue detenido en las inmediaciones de la Central de Abastos de Puebla, tras el reporte de que poseía una cabeza humana

El hombre fue detenido en los pasillos de la Central de Abastos 

Regeneración, 23 de agosto de 2021. Un hombre en presunto estado de ebriedad fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Puebla tras notar que llevaba una cabeza humana.

Los hechos se registraron durante la madrugada de este lunes en las instalaciones de la Central de Abastos en Puebla.

De acuerdo con los reportes de medios locales, el personal administrativo de la zona fue notificado por la presencia del hombre que cargaba una cabeza dentro de una mochila verde.

Según medios locales, las personas que se encontraban en el lugar se percataron que de la mochila escurría sangre, por lo que increparon al sujeto para evitar su escape.

Al contenerlo, los mismos locatarios lo agredieron durante el tiempo de espera para que las autoridades llegaran al lugar.

LEER MÁS:  Policías de Tecamachalco matan a tres agentes de la Fiscalía de Puebla

Momentos después, el sujeto fue detenido por los agentes de la Policía Municipal, quienes fueron informados sobre la cabeza cercenada que cargaba.

Por otra parte, en redes sociales se difundió que el hombre estaba bajo los efectos del alcohol y además portaba un cuchillo con el que presume cometió el delito.

Los primeros reportes indicaron que el sujeto fue detenido en los pasillos de la Nave E y debido a los golpes que recibió tuvo que ser atendido por paramédicos.

El detenido fue puesto a disposición de las autoridades, quienes realizaron el levantamiento de las pruebas correspondientes para la carpeta de investigación.

Difunden video del hombre cargando la cabeza humana

En redes sociales se viralizó un video donde se puede apreciar al detenido mientras guardaba la cabeza humana en su mochila.

LEER MÁS:  Policías de Tecamachalco matan a tres agentes de la Fiscalía de Puebla

El hombre de aproximadamente 25 años de edad, portaba una mochila de color verde y parecía ser uno de los comerciantes de la Central de Abastos.

Las fuertes imágenes difundidas muestran al sujeto acomodando sus pertenencias mientras toma la cabeza cercenada y la guarda en la mochila.

Incluso se puede ver que el sujeto azotó la bolsa para cubrir la cabeza humana. Tras el movimiento, el hombre se ensució la mano con sangre, por lo que optó a lamerla para quitar el rastro.

Finalmente, medios locales informaron que los agentes de la policía encontraron el cuerpo de la víctima en las instalaciones de la Central de Abastos.