¿Y qué pasa con el mundo?

Por Antonio Gershenson | La Jornada 
 
R. 17 de agosto, 2014.-Hemos visto que países de Europa occidental han estado en estado crítico. Hace un año empezaban a tener cifras positivas, aunque pequeñas. Pero, impulsados por Estados Unidos, este conjunto de países bloqueó, por los sucesos de Ucrania, a Rusia, incluyendo la supresión de las exportaciones de alimentos. De Alemania, en general el de mejores cifras en esa región, se esperaba para el segundo trimestre, 0.3 por ciento. Resultó 0.2 por ciento, por los hechos mencionados. El caso de Francia fue peor, su cifra fue cero. Se ve una posible crisis en agricultura, ganado, pesca y otras que ven suspendidas sus exportaciones a Rusia. Italia sigue en cifras negativas, debajo de cero.
Rusia

Rusia no resintió la falta de importaciones europeas, al fin que tiene viejos y nuevos aliados. Se hablaba en Rusia de que la semana siguiente empezarían a llegar fresas de Argentina y Brasil. El pollo francés ahora será brasileño en Rusia. Y ya se apuntarona esas exportaciones, a todo lo posible, Uruguay y Chile. Estos europeos fueron las principales víctimas de la ofensivade Washington. Y, muy importante para Rusia, están los aliados, no sólo de Sudamérica, sino de Asia.

En buena parte de Asia las cosas son diferentes. Ya vimos el enorme acuerdo de venta de gas de Rusia a China, país cuyo crecimiento anda por 7 por ciento anual. India, aun antes de que se vean los efectos del nuevo gobierno, anda por 5 por ciento anual de su economía. Ahora vemos un importante aumento en las exportaciones de petróleo de Irán (que dizque muy bloqueado por Estados Unidos) a China (que en 2013 le compró 420 mil barriles diarios, a pesar de las presiones de Estados Unidos), India y Japón.

También se anuncia la reunión de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), con fechas 11 y 12 de septiembre, en Dushanbe, capital de Tadzhikistán.

La OCS fue fundada por Rusia, China y los cuatro países de Asia Central: Kazajstán, Kirgizia, Tadzhikistán y Uzbekistán. Se han incorporado como asociados India, Irán, Afganistán, Pakistán y Mongolia.

El 31 de julio se reunieron los ministros de relaciones exteriores de la OCS, en la misma Dushanbe, Tadzhikistán. El presidente de este país planteó la construcción de un gasoducto China-Asia Central, como parte del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda.

LEER MÁS:  Sur de Florida en emergencia tras lluvias torrenciales

Simultáneamente, se celebraron maniobras militares del 29 de julio al primero de agosto, por el Tratado de la Organización de Seguridad Colectiva, en la misma región. Sus miembros son Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguistán, Rusia, Uzbekistán y Tadzhikistán (todos ex URSS). Con ésta, la BRICS y la OCS, ya son tres alianzas, que con aliados como en Sudamérica, ya suman muchos países.

En India, El Telégrafo, un periódico de ese país en inglés, publicado en Calcuta (al ser en inglés, conserva ese nombre), dice que la OCS ha informado al gobierno de India que planea aprobar los documentos que harían a ese país un miembro pleno, completo, de esa organización. Esta misma publicación deEl Telégrafo ha sido reproducida en esa parte de Asia, por ejemplo en Pakistan Defence y en Iranian.com.

Se habla de que también serían aceptados en la OCS y en esas mismas condiciones Irán, Pakistán y Mongolia. Todo esto confirma lo que dijimos sobre la posición de Rusia ante las medidas impulsadas por Estados Unidos: recurrir sobre todo a los aliados de Sudamérica y de Asia.

La publicación internacional Black listed Newscita el 3 de agosto la mencionada reunión de los ministros de relaciones de la OCS en favor del ingreso a la misma de los mismos cuatro países: India, Irán y Mongolia habrían sido propuestos por Rusia, y Pakistán, por China.

El primer ministro ruso, Medvediev, ex presidente, dijo que la actual política comercial puede cambiar con una cooperación creciente con países de Asia-Pacífico y de África y América Latina, que tendrían una prioridad clave para nuestro país.

Están programadas maniobras militares conjuntas, entre el 24 y el 29 de agosto, en China, cerca de la frontera con Rusia, y participación, además de estos dos países, de Kazajstán, Kirgistán y Tadzhikistán.

Como antecedente está la Declaración de Yekaterinburgo de los Jefes de Estado miembros de la Organización para la Cooperación de Shanghai (OCS) del 16 de junio de 2009. En una parte dice: Las partes hicieron notar que se debe acelerar la implementación de los proyectos principales que fueron elaborados para asegurar la capacidad de transporte y comunicación de la región. La puesta en práctica de estos proyectos, la elaboración de corredores internacionales de transporte, la modernización de ferrocarriles y carreteras, crearán las condiciones previas para fortalecer el potencial de la región como un puente transcontinental, y dar un nuevo impulso de desarrollo a los lazos económicos.

LEER MÁS:  Trump denuncia locura de automóviles eléctricos y baterías

Había y hay todo un ambiente de discusión sobre la Nueva Ruta de la Seda y los corredores. Esto venía de la tradicional ruta de la seda, que duró más de mil años, del comercio, en buena parte con camellos, entre la capital china y la del imperio romano, incluso después de desaparecer este último imperio. Este comercio interior por la ruta de la sedamurió con el comercio marítimo asociado con la conquista de colonias y el dominio por países de Europa occidental, y luego también por Estados Unidos. En Asia central desaparecieron entidades completas e incluso ciudades.

La nueva ruta, entonces, incluye muy largos ferrocarriles (ya estaba el ferrocarril Siberiano, que va de San Petersburgo, en la costa de una rama del océano Atlántico, a Vladivostok, en la costa del océano Pacífico). Se incluyen otros ferrocarriles, ahora de alta velocidad, que por un lado llegan al océano Pacífico en varias ciudades, y por otro se acerca cada vez más, con las mismas vías, a los países de Asia central, para sustituir, junto con otros medios, al comercio marítimo occidental que tantos problemas causó. De ahí que debamos ver con atención la conferencia del 11 y 12 de septiembre. Es posible una nueva reunión de gobernantes de la OCS, en noviembre. Estaremos atentos.

[email protected]