AMLO: No es estatismo, se pone orden, se acaba la corrupción en CFE

En conferencia de prensa, AMLO expuso el mensaje del presidente Adolfo López Mateos cuando nacionalizó la industria eléctrica

Regeneración, 20 de mayo del 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó que las nuevas medidas de regulación energética se traten de estatismo.

«Lo que estamos haciendo es poniendo orden y acabando con la corrupción que existía en la CFE, influyentismo, corrupción, sobre precios, de todo, entonces se está ordenando»

Pidió a los medios de la oposición, que aseguran que se trata de una acción autoritaria, «que se serenen porque vamos a seguir limpiando».

AMLO aseguró que existe polémica porque, como pasó en el sector petrolero, en la CFE se hacían jugosos negocios.

El mandatario reiteró que se trata de acabar con la corrupción y de defender el interés nacional sobre el de los particulares.

«…entender que por encima del interés personal de grupo por legítimos que sean, está el interés del pueblo y la nación y ese es el propósito del gobierno, esa es mi responsabilidad, por eso protesté que iba a hacer respetuoso de lo que establece la Constitución», expresó.

Al respecto, pidió a Jesús Ramírez Cuevas que leyera la Carta de la Nacionalización Eléctrica del presidente Adolfo López Mateos.

LEER MÁS:  La caravana anti-AMLO y los ardides de la sinrazón.

En el documento, el político devuelve la energía eléctrica al pueblo de México y advierte los intereses de particulares y extranjeros que giran en torno a esta bien de la nación.

«A la mejor pública mañana el Reforma, el Universal y hasta el Finaciero, como un servicio social, como cooperación», ironizó el presidente.

CARTA DE LA NACIONALIZACIÓN
Carta de Adolfo López Mateos a la patria,
Por si a alguien se le ocurría vender la nación.
(27 de septiembre de 1960)

Palabras sabias y premonitorias, en el acto de la nacionalización de la Industria Eléctrica, el 27 de septiembre de 1960

Pueblo de México:
Les devuelvo la energía eléctrica, que es de la exclusiva propiedad de la Nación, pero no se confíen porque en años futuros algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país, intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros.

Ni un paso atrás, fue la consigna de Don Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro petróleo.

Hoy le tocó por fortuna a la energía eléctrica.

Pueblo de México, los dispenso de toda obediencia a sus futuros gobernantes que pretendan entregar nuestros recursos energéticos a intereses ajenos a la Nación que conformamos.

Una cosa obvia es que México requiere de varios años de evolución tecnológica y una eficiencia administrativa para lograr nuestra independencia energética; sería necio afirmar que México no requiere de la capacitación tecnológica en materia eléctrica y petrolera.

Pero para ello ningún extranjero necesita convertirse en accionista de las empresas públicas para apoyarnos.

“Solo un traidor entrega su país a los extranjeros; los mexicanos podemos hacer todo mejor que cualquier otro país”.

Cuando un gobernante extranjero me pregunta si hay posibilidad de entrar al negocio de los energéticos o a la electricidad, le respondo que apenas estamos independizándonos de las invasiones extrajeras que nos vaciaron el país.

Pero que en tanto los mexicanos sí queremos invertir en el petróleo americano o en su producción de energía eléctrica, por si quieren un socio extranjero.

En México la Constitución es muy clara: los recursos energéticos y los yacimientos petroleros son a perpetuidad propiedad única y exclusiva del pueblo mexicano.

El resto de las especulaciones al respecto son traición a la patria. Industrializar el país no implica una subasta pública de nuestros recursos naturales, ni la entrega indiscriminada del patrimonio de la patria”.

PRESIDENTE ADOLFO LÓPEZ MATEOS.