Aprueban disparar a Osos mientras duermen en EU

También será legal disparar a lobos con sus cachorros; voces opositoras se preguntan si dispara a una presa dormida es realmente caza.

 

Regeneración, 21 de noviembre de 2017.- Osos indefensos y lobos en periodo de lactancia podrán ser cazados luego de una serie de modificaciones aprobadas por el congreso a la ley de caza en Estados Unidos.

Los cazadores en Alaska podrán ahora rastrear y matar a osos mientras están hibernando, luego de que el Senado echara para atrás las regulaciones hechas promovidas por la administración de Obama, que establecía que era ilegal para los cazadores utilizar técnicas agresivas.

Entre las regulaciones, prohibían atrapar a los lobos mientras estaban en cuevas con sus cachorros, rastrear osos con aviones, matar osos mientras hibernan, atraer osos con comida para matarlos o atrapar osos con eslabones de alambre.

“Lo que la Cámara ha hecho hoy debería impactar en la conciencia de todos los amantes de los animales de Estados Unidos. Si el Senado y el Presidente coinciden, veremos familias de lobos muertas en sus guaridas y osos perseguidos por aviones”, dijo Wayne Pacell, director ejecutivo de Humane Society.

Ahora los animales que viven en los 16 refugios nacionales de Alaska, por sus 76 millones de acres de tierra, están en peligro.

También la senadora por Alaska, Lisa Murkowski, se pronunció en contra: “malo para Alaska, malo para los cazadores, malo para la población nativa, malo para Estados Unidos”.

En tanto, el otro senador por Alaska, Dan Sullivan, quien realizó la propuesta de ley, es un cambio para los habitantes de del estado del norte, “quienes valoran la caza como un factor profundo en su cultura”.

La ley se reformó a la par que el equipo de Avaaz lanzó una campaña de recolección de firmas para hacer retroceder el plan de Donald Trump de permitir que cazadores estadounidenses puedan asesinar elefantes en África y llevar sus trofeos a casa; lo que se ha interpretado como un obsequio para su hijo Trump Jr., quien es cazador.

Vía Huffington Post