El exmando policiaco y cercano a Genaro García Luna, Luis Cárdenas Palomino, recibió dinero del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva.

Cárdenas Palomino usó red para lavar dinero del Cártel de Sinaloa

Regeneración, 26 de julio del 2021. De acuerdo con información presentada por el periódico Reforma, Luis Cárdenas Palomino, utilizó a la facturera Esfaga para transferir al extranjero millones de dólares de sobornos del Cártel de Sinaloa.

Las investigaciones de las autoridades mexicanas señalan que Cárdenas Palomino recibió millones de dólares en sus cuentas bancarias, el cual era retirado de forma inmediata.

Quien fuera la mano derecha del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Genaro García Luna, utilizó importantes cantidades de dinero en efectivo para depósitos.

Además, las investigaciones indican que hubo recurrente compra y venta de carros de lujos como inmuebles. Así como, transferencias al extranjero por grandes sumas de dinero.

LEER MÁS:  Plantean privatizar cárceles en Baja California

En 2016 el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incluyó a la empresa Esfaga S.C. en su lista de empresas factureras.

Y es que, fue utilizada por el exmando policiaco durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012) para transferir dinero al extranjero.

Por lo que, la Fiscalía General de la República (FGR) se encuentra investigando el entramado de corrupción.

Actualmente, Cárdenas Palomino se encuentra detenido por el caso de tortura en contra de Florence Cassez; así como por lavado de dinero de 2010 a 2019, donde se presume recibió sobornos del Cártel de Sinaloa y de los Beltrán Leyva.

LEER MÁS:  Rafa Márquez sale de la lista negra de las autoridades de Estados Unidos

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) detectó que Cárdenas Palomino recibió cuatro depósitos de dinero presuntamente ilícito de octubre de 2008 a septiembre de 2009.

Además, entre noviembre de 2013 a noviembre de 2014 recibió un total de 26 millones 359 mil 667 pesos.

En total el exmando policiaco recibió 37 millones 146 mil 667 pesos, cuyo origen se sospecha es producto de sobornos.