Compartir

Tras señalamientos y por preguntar al gobernador sobre la violencia en el estado el reportero recibió amenazas, además fue despedido del periódico de donde trabajaba sin justificación alguna.

Regeneración, 6 de abril de 2018.- El reportero Juan José Enríquez Ramírez denunció a través de su perfil de Facebook que tras la muerte de dos chicas en Río Blanco, Veracruz; el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares realizó una reunión de seguridad en Orizaba.

Al finalizar la conferencia Enríquez Ramírez le preguntó sobre la muerte de esas niñas, además le hizo saber que en redes sociales cuestionaban la actitud de los policías estatales y eso lo cuestionaba Jairo Guarneros (un ambientalista y defensor de los derechos humanos); que sus policías habían matado a quemarropa a las niñas.

LEER MÁS:  Ejecutan a conductor en colegio Simón Bolivar

El reportero informó que luego de esto empezó a recibir amenazas y a través de WhatApp círculo un mensaje en donde lo señalaban como un enlace de los Setas de la zona, lo que lo perjudicó mucho.

“No quise buscar protección con la CESAPp (Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas) porque lo vi como tema político. Pues sabemos cómo se las gasta el gobernador, el miércoles de la balacera en Acultzingo un policía de la fuerza civil me amenazó y junto a dos compañeros de el mundo y de Imagen del Golfo nos quitaron las credenciales y nos tomaron foto y que nos largaramos de ese lugar y que si publicaríamos sería bajo nuestro riesgo y seguridad.”, destacó el comunicador.

LEER MÁS:  Meade azuza a Antorcha Campesina para frenar a AMLO

“No debo nada estoy limpio. El hecho que tenga amistad con funcionarios del gobierno y pidan que se convoque a ruedas de prensa con los colegas o que se dé algún apoyo económico no me hace líder ni enlace de algún grupo delictivo”, agregó.

Tras estos señalamientos el reportero fue despedido del periódico (El Sol de Orizaba) en donde trabajó por siete años, en donde no le dieron argumentos ni justificación de su despido.

“Hoy circula que me detuvieron y que trascendió desde el gobierno de estado. Si me llega a pasar algo el único culpable de eso seria Miguel Ángel Yunes Linares y todos sus informantes que han pretendido acabar con mis 23 años en los medios. Soy locutor de profesión, reportero, jamás he hecho algo que me avergüence o ponga en dicho mi conducta. Maldigo la hora en que me atreví a preguntarle eso al gobernador, yo solo estaba haciendo mi trabajo, el de todos los reporteros, preguntar y preguntar”.

LEER MÁS:  Asesinan a puñaladas, sacerdote dentro de iglesia en Cuautitlán Izcalli

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook