FGR podría intervenir en caso José Eduardo por falta de justicia pronta: AMLO

El presidente López Obrador afirmó que una de las limitaciones y deficiencias en el país es que no hay justicia “pronta y expedita”.

FGR podría intervenir en caso José Eduardo por falta de justicia pronta: AMLO

Regeneración, 17 de agosto del 2021. La Fiscalía General de la República (FGR) podría abrir una investigación y fincar responsabilidades por la tortura, abuso sexual y asesinato de José Eduardo Ravelo, a manos de policías municipales en Mérida, Yucatán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló esta mañana que es su obligación intervenir, sobre todo si la Comisión Nacional de Derechos Humanos no toma cartas en el asunto. Además, agregó que se va a castigar a policías y a cualquiera que los proteja o quiera evadir su responsabilidad.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo afirmó que una de las limitaciones y deficiencias en el país es que no hay justicia “pronta y expedita”. Por ello, hay quienes llevan más de 10 años en la cárcel sin sentencia.

LEER MÁS:  ¿Cuál es el salario de AMLO a partir de 2018?

En este caso, añadió que la Fiscalía General de Yucatán debe apelar la resolución del juez, quien puede sostenerla o revocarla; si la sostiene, la institución de procuración de justicia se tiene que ir a otra instancia.

“¿Cuánto tiempo llevaría ese proceso?”, cuestionó. Por lo que el primer mandatario pidió a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que busque otras alternativas.

El joven de 23 años fue detenido el pasado 21 de julio por policías municipales en el centro de Mérida, a pesar de que se encontraba ahí para una entrevista laboral. María Ravelo, su madre, no supo nada de él hasta el 22 de julio; cuando José Eduardo la llamó. Por teléfono le dijo que fue golpeado y abusado sexualmente por los uniformados.

LEER MÁS:  Dejen de acosar con su telenovela chafa pide José Ramón, hijo de AMLO

El 24 de julio, María viajó de Veracruz a Mérida para llevar a su hijo al hospital. El joven falleció a causa de la gravedad de las heridas.

A pesar de lo sucedido, los cuatro policías estatales y presuntos responsables de la tortura, violación y asesinato de José Eduardo obtuvieron su libertad el pasado 13 de agosto.