Compartir
Hacienda anunció modelo centralizados de licitaciones, se busca sea totalmente automatizado, en tiempo real y con participación internacional y nacional

Regeneración, 24 de mayo del 2019. Hacienda en voz de Raquel Buenrostro, oficial mayor, explicó en conferencia de prensa la nueva estrategia de compras públicas del gobierno de México.

En primer lugar destacó que acuerdo con los estudios de la OCDE, México ocupa el lugar número 27 de 32 y el 135 de 180 en índice de percepción de la corrupción.

“También nosotros en ética y corrupción somos el lugar 128 de 137” -puntualizó.

“El 80 por ciento de las compras se hacían sin licitación pública de administraciones pasadas y existen más de mil 500 unidades compradoras”, indicó la funcionaria.

En ese sentido subrayó las recomendaciones internacionales de eliminar unidades de compra para abatir la corrupción.

Además, con ello lograr una compra más eficiente y generar ahorros y eficiencias.

La funcionaria explicó siete grandes líneas de acción:

La primera la planeación, en segundo lugar el impulso de las Mipymes corporativas y empresas con responsabilidad social.

En tercer lugar la coordinación de todas las áreas de contratación, además, como cuarta estrategia, las compras consolidadas.

Las herramientas tecnológicas es el quinto eje, el sexto, la gestión del cambio de cultura.

Y. “la gestión de un nuevo marco normativo son las grandes estrategias para forjar esta nueva forma de hacer las compras públicas”.

¿Cuál es el objetivo de esta administración?

Lo que nosotros queremos es que las compras públicas adquieran una nueva dimensión, es una transformación cultural.

Queremos tener un sistema más abierto, más transparente, donde obtengamos mejores condiciones de precio y de calidad.

Queremos además contribuir al desarrollo económico.

Lo que estamos haciendo en este modelo de compras centralizada.

Aclaró que “no estamos pensando ni ser reguladores ni tampoco acaparar el 100 por ciento de las compras, queremos un término intermedio”.

LEER MÁS:  Obispos con AMLO, ofrecen refugios para atender migrantes

“…además, a diferencia de cualquier otro país la compra, siendo un proceso que se ve meramente administrativo y que a los primeros mandatarios no les toma ningún interés, nosotros tenemos el privilegio en México que el presidente está particularmente interesado en este tema”, subrayó.

Compras donde más corrupción hay

Lo que se ha visto en experiencias internacionales es que en todos los casos donde se ha adoptado una compra consolidada siempre se mejoran los precios.

El ahorro es entre el 20 y el 30 por ciento siempre el primer año. Entonces, eso es una garantía de que vamos a tener ahorros.

Se disminuyen los costos de operación, dado que no necesitamos tener mucha gente en todos lados, sino nada más un equipo sólido y fuerte en un solo lugar.

Lo anterior simplifica muchísimo los costos y nos aumenta la eficiencia.

En una compra consolidada sí nos permite tener mejor estructurada la información y tener un solo modelo de contrato con las cláusulas específicas que le da certeza jurídica tanto al sector público como al sector privado.

Y también se van simplificando todos los procesos.

Para eso, nosotros en la Secretaría de Hacienda hemos diseñado siete estrategias principales para empezar a girar con esta transformación cultural.

El primer gran eje es el fortalecimiento de la planeación, sino hacemos planeación todo se vuelve urgente y cuando todo es urgente el proveedor siempre nos va a vender al precio que sea y además no tenemos tiempo suficiente para comprar lo de mejor calidad y lo que más nos convenga.

El otro, como lo decíamos también es ayudar al desarrollo de nuestro país.

“Impulsando más las mipymes, las cooperativas, la responsabilidad social”, indicó la funcionaria de Hacienda.

Subrayó que se busca que no sólo las compras se le den a las grandes empresas.

LEER MÁS:  "No tengo nada que esconder": Ana Gabriela Guevara

“sino también que empiece a permear de manera regional a todos los niveles para tener un mayor desarrollo económico”, dijo

Y que poco a poco las condiciones económicas de las familias y de la empresas unifamiliares se vea beneficiada, añadió.

La otra ventaja de este modelo, la otra línea estratégica es la coordinación con todas las unidades contratistas.

Como ustedes saben, acaba de cambiar la Ley Orgánica y lo que se estableció es que la Oficialía Mayor coordina todas las áreas de administración de todas las Secretarías y de todas las dependencias, recordó.

Detalló que “eso facilita mucho”, porque sólo hay una línea y se pueden aplicar lineamientos concretos y hay una cierta garantía de que todo mundo aplique las mismas políticas de austeridad, de control y de combate a la corrupción.

La otra línea estratégica son las compras consolidadas.

Aclaró que este tipo de compras pueden ser por volumen y nos permitan negociar mejor el precio.

Otro tipo de compra es tener contrataciones de responsabilidad social y que se pueda difundir o poner estrategias de contratación que fortalezcan ciertas partes económicos como son las Pymes, las Mipymes y las cooperativas.

La otra línea estratégica es la implementación de herramientas tecnológicas.

Si bien es cierto que nosotros ahorita tenemos el Compranet, y fue lo que nos heredaron, el Compranet nada más es un depósito de información, no tiene lo que llaman los informáticos, no opera transaccionalmente.

¿Qué quiere decir eso?

Que nosotros para tener un sistema para que sea más transparente, ir viendo quién autoriza cada parte del proceso, no nada más tener la información final.

Entonces, nosotros lo que buscamos es automatizar todo el proceso de contratación desde la planeación hasta el momento de pago. Cada proceso siempre con un responsable y con firmas electrónicas.

De tal suerte que todo sea abierto, transparente, con mayor control y que cada quien sea responsable.

LEER MÁS:  AMLO en Tijuana, discurso íntegro: Dignidad mexicana, amistad con EU

Esto nos puede ayudar muchísimo no sólo a abatir la corrupción, sino también a ser más eficientes.

La otra gran estrategia es el cambio de cultura.

Esa, aunque suene lo más simple, es lo más complicado. Cambiar la forma de pensar tanto del sector público, como del sector privado es muy difícil, sobre todo porque llevamos años y años haciendo las cosas de la misma manera.

Sin embargo, – subraya Hacienda- en este momento nos encontramos entre una gran transformación cultural, donde como se ha dicho muchas veces no sólo es un cambio de administración, sino es un cambio de régimen.

Eso sí mueve muchísimo tanto al personal desde lo más sencillo que esto ya no lo hago como siempre y ahora tengo que aprender nuevas cosas, hasta cosas más complejas como los controles y las líneas de comunicación y de operación que son más, tienen menos margen por así decir de dispersión, y entonces es más fácil tener un control sobre todo para abatir la corrupción.

Y el otro gran tema es la generación de un marco normativo flexible.

Todo esto que estamos cambiando también lo vamos a fortalecer con algunas modificaciones en las leyes de adquisiciones y en la ley de obras.

¿De qué manera?

En Hacienda, lo que estamos buscando es generar nuevos mecanismos de contratación que sean transparentes. Que la otra gran estrategia es la generación deun marco normativo flexible.

¿Qué significa eso?

Que no sólo sea muy ágil para hacer menos burocráticos todos los procedimientos, sino también sea más transparente y que incluya otros mecanismos de contratación, como las subastas, subastas de diferentes tipos, de diferentes estilos, pero que estén todas reguladas y que sean más eficientes y que siempre estén en línea, de tal suerte que todo mundo está al pendiente y sabe qué está pasando.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook