¡Increíble! Gobierno de Puebla suma a su gabinete a un represor social

El Gobierno de Puebla nombró a Ardelio Vargas como subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobierno pero es toda una ficha anti derechos.

El Gobierno de Puebla nombró a Ardelio Vargas como subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobierno pero es toda una ficha anti derechos.

RegeneraciónMx, 22 de junio de 2023.- Lo que parecía ser una broma es toda una realidad, el gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes, nombró a Ardelio Vargas Fosado subsecretario de Desarrollo Político de la Secretaría de Gobernación.

El hombre que hoy llega al gobierno del estado en sustitución de Víctor Correau Galeazzi no sería nota si no fuera por algo particular, su pasado represor y conocido ante casos denunciados a nivel nacional.

A pesar de contar con estudios de Derecho por haber estado la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la realidad es que ha violentado la ley como parte de ese viejo PRI represor.

Ardelio Vargas es Originario de Xicotepec de Juárez, Puebla, su incursión en la política se da durante la década de los años 80 y, de 1987 a 1990, fue presidente municipal de Xicotepec de Juárez, por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Tras su paso como gobernante decidió emprender uno nuevo, ser parte del área de seguridad pública de la Subdirección de Seguridad en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Entre 1994-2000, Ardelio Vargas fungió como delegado del Cisen y Director de Investigación en los estados de Chiapas y Oaxaca.

LEER MÁS:  ¡Se cae el PRIAN! Alejandra del Moral se suma a Claudia Sheinbaum; sigue la suma de perfiles

Secretario de seguridad de Puebla y acusado de represor

Ardelio Vargas fue acusado por organismos en los Derechos Humanos por haber encabezado de agresiones contra movimientos sociales en el municipio de Atenco del Estado de México y en el estado de Oaxaca.

El 23 de agosto del 2011, ya a cargo de la seguridad pública de Puebla, Vargas Fosado ordenó y dirigió el desalojo de al menos 500 personas que se encontraban en posesión de un predio de la exhacienda de Atlamaxac, del municipio de Chignahuapan, a petición de los caciques Lorenzo y Saúl Rivera, quienes eligieron propietarios de las 400 hectáreas que estaban siendo ocupadas.

Entre las decenas de heridos; cuatro de ellos de gravedad, destaca el de una mujer de 70 años que fue atacada con un petardo, además de 31 detenidos, qué más tarde alcanzaron su libertad al pagar cada uno fianzas de 12 mil pesos.

Durante el desalojo, Vargas Fosado ordenó que fueran atacados varios periodistas al indicar, de forma tajante, que “a esos cabrones no les devuelvan las cámaras hasta allá”, y “borrar todas las imágenes que tienen”. Esa tarde, se refirió a los periodistas con la frase “que chinguen a su madre, ellos también nos agredieron”.

LEER MÁS:  Terminar mandato sin un solo acto de represión ni autoritarismo: AMLO

Ardelio Vargas Fosado fue secretario de seguridad en el gobierno de Rafael Moreno Valle y se le recuerda por ser uno de los autores intelectuales de la llamada #LeyBala, pero su nombre original era ‘Ley para Proteger los Derechos Humanos y Regular el Uso Legítimo de la Fuerza Pública’.

Esta ley buscaba establecer mecanismos para hacer prevalecer el “orden colectivo” privilegiando “el diálogo, la persuasión o la advertencia”.

Sin embargo, lo más controversial era que esta iniciativa incluía la posibilidad de usar armas de fuego como último recurso, pero ante críticas y presión de activistas y defensores de derechos humanos, terminó por ser eliminado este apartado.

Hoy, una vez más este oscuro personaje regresa al gobierno de Puebla lo que deja en claro que hay personas que van en contra del movimiento de transformación.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado.