#Opinión: Las almas en el templo de San Francisco, en Irapuato

En una historia más de pesadilla te cuento del templo de San Francisco, en Guanajuato, México, que guarda mitos y leyendas sobrenaturales. Los propios dicen que rondan las almas de quienes están sepultados ahí y de ánimas que aún no saben que ya murieron.

El templo de San Francisco, en Guanajuato. Dicen que rondan las almas de quienes están sepultados ahí y de ánimas que aún no saben que ya murieron.
Fotos: Especiales

Por Luis Orlando Montane

RegeneraciónMx, 27 de febrero de 2022.- Gracias a este oficio de creador de contenido y narrador de historias de terror, he tenido el honor de conocer colegas y amigos youtubers que vale la pena tenerlos cerca… tal es el caso de mi amigo Rafael del canal de YouTube Saint RAC. Nos compartió una leyenda urbana de la ciudad donde vive, la hermosa Irapuato, en Guanajuato, México. Aquí te la presentamos:

El templo de San Francisco


Dentro de las múltiples formas que la población mexicana decide conservar sus costumbres, la tradición oral es uno de los pilares más robustos por la diversidad de compuestos que le dan forma.
 
En el caso de Guanajuato, entidad característica por los mitos y leyendas que cobijan todos sus municipios, goza de cierto privilegio al momento de contar experiencias que estén tintadas de lo sobrenatural y empapadas de testimonios sin importar la generación que los cuente.
 
Irapuato tiene, para nosotros, una de las leyendas que estoy aseguro tiene más testigos que otras, incluso más populares de voz a voz, y es la que embarga al templo de San Francisco, en el centro histórico.

El templo de San Francisco, en Guanajuato. Dicen que rondan las almas de quienes están sepultados ahí y de ánimas que aún no saben que ya murieron.

Dicen los testigos que el templo de San Francisco tiene varias particularidades por dentro y fuera. Es un inmueble que colinda con otros, cuando la gran cantidad de iglesias de la región son edificios sin vecinos directos, lo que la hace pasar desapercibida en ocasiones. Pero, todo cambia cuando te das cuenta que estás frente a una iglesia de iluminación muy baja, de temperatura bastante fría y de un eco profundo.
 
Y lo más extraño no es eso, ya que esas son cuestiones físicas. Lo que nos reúne hoy aquí es el fenómeno nocturno del que cientos de personas pueden contarte en una plática casual.

LEER MÁS:  #Opinión: Las consecuencias de un amor equivocado | Parte II

Al llegar la media noche, y por el ambiente calmado del centro, no son pocos quienes han presenciado una misa nocturna en la iglesia de San Francisco, una donde a puerta cerrada y con una iluminación bajísima se escuchan los rezos de personas que no están ahí. En los recovecos de las grandes puertas del inmueble puedes asomarse el curioso que no tenga miedo de encontrar respuesta a esas plegarias que de adentro emanan, pero no hay gente, no viva por lo menos.


No es una voz individual la que se oye, sino un grupo muy a lo lejos, cuando el templo no es grande en dimensiones, ni tendría motivos para organizar misas clandestinas, por lo que muchos teorizan que son las almas de los que ahí mismo están sepultados, otros que son ánimas que no saben que ya no tienen cuerpo, y otros pocos más escépticos, que son monjes orando por los penitentes del purgatorio. El problema es que nadie ve salir a nadie.
 
No es algo que se pueda monitorear, pues quién lo ha intentado ha fallado en videograbarlo al no oír nada y mucho menos ver gente, es más bien una manifestación psicofónica que toma desprevenidos a los caminantes de la madrugada.

LEER MÁS:  #Opinión: Las consecuencias de un amor equivocado | Parte II

¿Qué piensas que sucede? Quiero leer tu comentario…

Espero te haya gustado esta leyenda, por mi parte es todo y sólo te recuerdo que puedes seguirnos y suscribirte a nuestro canal de YouTube Relatos D Pesadilla. También síguenos en nuestras redes sociales, nos vemos hasta el próximo relato.

Sigue a Luis Orlando Montane en YouTube como Relatos D Pesadilla y en Twitter como @d_relatos