“Los dispositivos móviles en el ciberespacio, ¿qué pasa con las relaciones sociales?”

Artículo de opinión sobre los dispositivos móviles y cómo han transformado nuestras relaciones sociales

“Los dispositivos móviles en el ciberespacio, ¿qué pasa con las relaciones sociales?”

 

Escrito por: Erika Bautista

 

Las innovaciones tecnológicas y el aprovechamiento de la virtualidad han provocado transformaciones en las relaciones sociales, tal es así que las interacciones en el ciberespacio se pueden comprender como una característica fundamental de las sociedades contemporáneas que se desenvuelven en el contexto global.

El internet se ha convertido desde hace un tiempo atrás en el medio por excelencia para crear y reconfigurar relaciones sociales, moldeando y dirigiendo las formas en que las personas interactúan entre sí.

En estas relaciones sociales, los dispositivos móviles tienen un papel fundamental, pues es mediante estos objetos por los que las interacciones se llevan a cabo, e incluso las distancias espacio-temporales parecen acortarse. Podríamos pensar entonces, en que los dispositivos ya no son sólo objetos, sino que traen consigo series de símbolos y significados, posibilitando su capacidad de acción entre las relaciones sociales.

En este sentido, los objetos pasan a tener agencia, la cual dicta que las cosas son capaces de permitir, brindar recursos, sugerir, influir, prohibir o hacer posible en la acción social. No obstante, debido a las muchas existencias intermitentes, los modos de acción de los objetos no se relacionan de forma visible con los vínculos sociales visibles; ya que dependen de tipo de fuerzas distintas[1]. Se observan entonces, modos dominantes de una sociedad, en la que los límites espaciales trastocan la cotidianeidad y transforman el tiempo de las relaciones sociales.

LEER MÁS:  Demandan a Google en EU por presunto monopolio. Infografía

El proceso de creación de un nuevo sujeto colectivo inmerso en una comunidad virtual interactúa en la vida social y psicológica de los actores como sujetos individuales y como parte de un colectivo. En la virtualidad se encuentra el internet como fuerza de poder simbólica que intercambia información y modos de comunicación de manera interactiva, lo que lo hace un medio flexible. La red global, crea comunidades mostrando que las formas en que representamos los nuevos sentidos de pertenencia están sujetos al cambio; siendo el internet el soporte tecnosimbólico que sostiene a la comunidad[1].

Es así, como observamos la importancia de los dispositivos móviles con acceso a internet dentro del contexto global en el que nos encontramos, pues se exige de manera cada vez más acelerada la interacción y respuesta social de manera virtual. Los objetos que tienen capacidad de transformar las relaciones sociales, siendo actores activos en este flujo de conexiones representan cada vez más una parte fundamental para la interacción social, generando formas flexibles de estar y compartir espacio y tiempo con las y los demás. Es entonces que la sociedad se ha transformado en usuarios que participan de intensivos intercambios de información desde dispositivos y canales cada vez más cercanos a sus espacios íntimos, y que con similar facilidad transfieren esa intimidad a escenarios de interacción cada vez más masivos, como lo son el internet.

LEER MÁS:  Demandan a Google en EU por presunto monopolio. Infografía

Por último, cabe dejar a debate la transformación de las relaciones sociales reales a partir de las relaciones virtuales, y si es que ambas permanecen bajo las mismas necesidades o de lo contrario, transgreden los marcos de convivencia común debido a la implementación de herramientas tecnológicas y necesidades sociales que controlan el tiempo, espacio e interacción de los individuos.


 

[1] Latour, B. (2008), “Tercera fuente de incertidumbre: los objetos también tienen capacidad de agencia”, en Reensamblar lo social. Una introducción a la teoría del actor-red. Buenos Aires, Argentina: Manantial, (pp. 95-127).

[2] Lins, Ribeiro (2009), “Internet y la comunidad trasnacional imaginada-virtual”, en Postimperialismo. Cultura y política en el mundo contemporáneo. Barcelona, España: Gedisa, (pp. 175-198).