López Obrador informó que 12 mil millones se utilizarán para pagar la refinería y 18 mil millones para continuar con la construcción de la planta coquizadora de Tula.

México tiene una reserva de 47 mil mdp para pagar la refinería Deer Park

Regeneración, 26 de mayo del 2021. El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que México tiene una reserva de 47 mil millones de pesos para pagar la refinería de Deer Park y para continuar con la construcción de la planta coquizadora de Tula, Hidalgo.

Durante su conferencia matutina, el jefe del Ejecutivo explicó que 30 mil millones de pesos son de Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) y 17 mil del Fondo para la Atención de Emergencias (Fonden); de los cuales, 10 mil millones de pesos se utilizaron para entregar apoyos en Tabasco, Chiapas y Veracruz por las inundaciones.

LEER MÁS:  AMLO pide a Olga Sánchez y Encinas un informe sobre el caso Wallace

Además, explicó que la refinería tendrá un costo de 600 millones de dólares, lo que equivale a 12 mil millones de pesos. Por lo que sobran 18 mil millones y ese dinero se destinará para la planta coquizadora.

Asimismo, el primer mandatario informó que en 2 o 3 años se recuperará la inversión. Por lo que es un buen negocio para el país. También indicó que la planta de Tula costará 2 mil 500 millones de dólares, 50 mil millones de pesos aproximadamente.

Hay finanzas públicas sanas

Aunado a ello, López Obrador destacó que les falló el pronóstico a sus adversarios porque la economía el país está bien.

LEER MÁS:  Venta de Gas Bienestar iniciará en Iztapalapa: AMLO

«Parece mentira, es increíble que se enojen porque llegue inversión extranjera a México. Nuestros adversarios están enojados, hablan de que estamos inventando los datos», expresó. También comentó que funcionó la fórmula que aplicaron para enfrentar la crisis que se produjo con la pandemia.

En este sentido, agregó que el modelo de México es reconocido mundialmente porque la deuda no incrementó; se optó por rescatar a los de abajo; los impuestos no aumentaron; no hubo gasolinazos y «no hubo Fobaproa».

AMLO dijo que el país tiene finanzas públicas sanas, por eso se pudo comprar la refinería de Texas, Estados Unidos.