Por Ramón Cuéllar Márquez

No se equivoquen, ganamos y mucho. Con todo en contra, fueron casi 7 millones de votos hasta el momento computados, con un contundente SÍ, que obtuvo entre un 89.4 por ciento y un 96.3 por ciento de los votos, el No entre un 1.4 por ciento y un 1.6 por ciento, y los nulos entre un 2.2 por ciento y un 9.2 por ciento, mientras que la participación fue de entre el 7.07 por ciento y el 7.74 por ciento.

El INE México que hizo todo lo posible por sabotear la actividad democrática. Lorenzo Córdova Vianello hizo todo lo que estuvo en sus manos para evitarla, inclusive quiso declararla inconstitucional, pero la Corte le ordenó realizarla. La oposición se negó a hacerla en la elección federal del pasado 6 de junio, a sabiendas de que el resultado sería demoledor.

Hay reportes en todo el país de casillas que no fueron instaladas, que se movieron a kilómetros de la más cercana que tocaba votar (el caso más patético es en Tabasco, donde la mesa fue movida fuera del municipio de Macuspana, pero aun así la gente buscó ir a votar); también hay reportes que denunciaron que algunas mesas estaban tan escondidas que casi nadie las podía ver, sin agregar que algunos funcionarios electorales comenzaron a anular boletas desde las doce mediodía. Es obvio que el INE de Lorenzo Córdova le jugó a la trampa y con ello vuelve a delinear su perfil ideológico hacia la derecha, donde podríamos hablar de parricidio del legado político que dejó su padre Arnaldo Córdova.

LEER MÁS:  EU: Emergencia por medicamentos falsos con fentanilo de China y México

Córdova manejó durante el día que la Consulta era “todo un éxito”; no fue así, empezando por el número de casillas instaladas, 50 mil, contra las 164 mil instaladas el 6 de junio pasado, es decir, 3.8 casillas más. Él alega bajos recursos, pero a todas luces suena a pretexto. ¿Cómo puede llamar “éxito” a una deliberada mala organización? Si se hubieran instalado todas las casillas, la votación hubiera sido superior, sin duda, pero se empeñaron en limitarla y fingir que hacían su trabajo. Si algún éxito real tuvo la Consulta en su organización, se debió al tremendo apoyo ciudadano, que se dedicó a promocionar la actividad por todo el territorio nacional a nivel de calle y en redes sociales.

A pesar de todos los percances, valió la pena el esfuerzo de millones. Esto no se queda aquí, seguiremos por esa ruta hasta que la democracia se cumpla sin que existan frenos y obstáculos del árbitro electoral, que hasta la fecha no ha demostrado ser garante del voto popular. Por ello, nos queda claro que la Revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador no debe quedar en manos de Lorenzo Córdova y sus consejeros afines. El INE debe ser cambiado de raíz y estos consejeros deberán ser despedidos, pues no hay ninguna confianza en su trabajo debido a su abierta colusión con los grupos económicos y políticos del conservadurismo.

LEER MÁS:  AMLO ganaría consulta con 56% de votos

Los expresidentes creen que hasta ahí quedó la cosa. Anuncian Epigmenio Ibarra, Alina Duarte, Omar García y Aria Bahena, la creación del capítulo México de Tribunal de los Pueblos, para sentenciar a los responsables políticos del periodo neoliberal. El objetivo es que las víctimas puedan expresarse ante la opinión pública nacional.

Así que hoy fue un gran día para todos, incluso para aquellos que congruentes con su postura dijeron NO o anularon su voto. Democracia significa “poder del pueblo”, demos, pueblo; cratos, poder. Y hoy el cratos del demos salió a decir SÍ al juicio de los hechos pasados. El futuro será de nuestros hijos con nuevas herramientas para la toma de decisiones.

BALANDRA: «—¿Por qué luchas tú ahora, Sam? / —Para que el bien reine en este mundo, señor Frodo. Se puede luchar por eso.” El Señor de Los Anillos, Las dos torres (película).

Ramón Cuéllar Márquez. Nació en La Paz, B.C.S., en 1966. Estudió Lengua y Literaturas Hispánicas en la UNAM. Actualmente se desempeña como locutor, productor y guionista en Radio UABCS. Ha publicado los libros de poesía: La prohibición del santo, Los cadáveres siguen allí, Observaciones y apuntes para desnudar la materia y Los poemas son para jugar; las novelas Volverá el silencio, Los cuerpos e Indagación a los cocodrilos; de cuentos Los círculos, y de ensayos, De varia estirpe.