Un padre y su hija recibieron condena a prisión en Matamoros tras asesinar a un niño porque aseguraban que tenía un demonio

Los dos culpables torturaron a un niño por pensar que estaba poseído 

Regeneración, 14 de octubre de 2021. Un hombre y su hija recibieron condenas de 30 y 12 años de prisión respectivamente tras ser encontrados culpables del asesinato de un niño.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas informó que la pareja fue sentenciada tras comprobarse su culpabilidad.

El delito cometido por Ausencio ‘N’ (padre del menor) y Raquel ‘N’ (hermana de la víctima), se registró en la madrugada del 9 de abril en un domicilio de Matamoros.

Tras las indagatorias, Ausencio ‘N’ fue sentenciado a 30 años de prisión por filicidio y Raquel ‘N’ a 12 años por el delito de homicidio simple intencional.

LEER MÁS:  Camión atropella a bebe de 3 meses abandonado en la calle en Tecámac

El padre e hija también deberán pagar la cantidad de 126 mil 837.84 pesos a la madre del menor por el concepto de reparación del daño.

El asesinato del niño fue cometido por su padre y hermana

La FGJ informó que el 9 de abril, Ausencio ‘N’, con ayuda de su hija Raquel ‘N’ torturaron al pequeño porque pensaban que estaba poseído.

El asesinato se registró al interior de un domicilio de la calle Flores Magón, colonia Expo Fiesta Sur en Matamoros, Tamaulipas.

De acuerdo con información oficial, las dos personas asistían a una iglesia presbiteriana, donde señalaban que el niño tenía un demonio.

Por lo anterior, Ausencio ‘N’ y Raquel ‘N’ buscaban sacarle el espíritu maligno con ayuda de oraciones y golpes para repelerlo.

LEER MÁS:  Se ocultó tortura a Mario Aburto, acusado de asesinar a Colosio: CNDH

El niño presentaba hematomas en el cuerpo y los culpables le habían aplanado el estómago para cumplir con su cometido.

Al ver que el menor no reaccionaba, lo trasladaron a un hospital, donde llegó sin vida, por lo que el personal dio aviso a las autoridades.

Después de los acontecimientos, toda la familia fue arrestada, con lo que se llegó a la conclusión de los dos culpables.

Finalmente, los vecinos de los culpables señalaron a la Fiscalía del Estado que ellos no faltaban a ninguna congregación de la iglesia.

Sin embargo, habían estado confinados por motivo de la pandemia de Covid-19 que sigue afectando dichos eventos.