Autoridades anunciaron que los migrantes que crucen el Río Suchiate en balsa serán deportados y que se debe tomar precauciones por el covid-19

Regeneración, 4 de octubre, 2020. La Policía de Guatemala impidió a la caravana migrante el paso a México la mañana de este domingo.

Las autoridades guatemaltecas pidieron a los migrantes centroamericanos volver a Honduras, de donde partió la caravana el pasado miércoles 30 con la intención de llegar a Estados Unidos.

Los agentes también impidieron que los migrantes subieran a las balsas para cruzar el Río Suchiate, que marca la frontera entre ambos países.

La policía cercó a los migrantes que buscaban subir a las balsas en una calle frente a la Casa del Migrante Escalabrini.

Los agentes subieron a los migrantes a dos autobuses para deportarlos hacia la frontera con Honduras, de acuerdo con Proceso.

Varios autobuses salieron con los migrantes que no subieron de forma voluntaria.

De acuerdo con el delegado de migración de Guatemala, Raúl Orozco, los directores del albergue mencionado notificaron de las personas esperando cruzar la frontera.

Por su parte, el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, ordenó detener a todos los migrantes que lograron entrar ilegalmente al país.

Mauricio Ituarte, cónsul de México en Tecún Umán, anunció que deportarán a los migrantes que pasen en balsa de forma ilegal.

El acceso a México sólo será por puente, pasando por las autoridades migratorias, anunció.

El cónsul explicó que se busca evitar que ingresen individuos infectados con covid-19 y poner en riesgo a otras personas.