El grupo delincuencial se dedicaba al saqueo de cajeros automáticos en Cancún y en otros destinos turísticos del país

Regeneración, 5 de febrero del 2021. La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el FBI realizaron una investigación conjunta y se logró bloquear cuentas de decenas de personas y empresas pertenecientes a una banda criminal rumana.

Dicho grupo delincuencial se dedicaba al saqueo de cajeros automáticos en Cancún y en otros destinos turísticos del país.

También se identificó al ciudadano rumanos Florian Tudor como el líder de la banda criminal.

Hay una investigación en su contra por portación de armas y uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, delitos contra la biodiversidad y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El titular de la UIF, Santiago Nieto señaló que se bloquearon las cuentas de 79 personas físicias y morales de un grupo delictivo con personas de nacionalidad rumana y mexicana.

Estos se dedicaban a clonar tarjetas de crédito y debido en los destinos turísticos.

LEER MÁS:  UIF ha presentado 12 denuncias por defraudación fiscal ante la FGR
Investigación

De acuerdo con la UIF, detectó operaciones entre miembros de la banda por 463 millones de pesos; transferencias internacional por mas de 483 millones.

Además, la emisión de cheques y miles de transferencias interbancarias por 4 mil 643 millones de pesos.

En febrero de 2020, el FBI solicitó a la UIF su colaboración para rastrear propiedades y transacciones realizadas por Florian Tudor y sus socios.

La OCCRP (Organized Crime and Corruption Reporting Project), Quinto Elemento Lab, Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad y Rise Project publicaron una investigación en la que se reveló el modus operandi del grupo criminal rumano.

Se estima que la banda esta involucrada con operaciones ilícitas por 240 millones de dólares al año a nivel global.

Organización criminal

Esta banda delincuencial con ramificaciones  en tres continentes.

Entre 2014 y 2019 saqueó mil dos millones de dólares de cajeros automáticos colocados en diferentes ciudades de México.

Además, gracias a la colaboración entre agencias mexicanas y el FBI se logró identificar a la organización que estableció su centro de operaciones en Cancún, Quintana Roo y en otras zonas como la Riviera Nayarit, Los Cabos y Puerto Vallarta.

LEER MÁS:  UIF ha presentado 12 denuncias por defraudación fiscal ante la FGR
Previa investigación

La Fiscalía General de la República inició una investigación contra el líder de la banda desde marzo de 2019 por portación de armas de uso exclusivo del Ejército.

Cabe señalar que la policía aún no ha hecho públicos los motivos por los que Tudor y sus socios tienen una investigación.

¿Cómo operaban?

La banda criminal de la Riviera Maya utilizaba dispositivos llamados “skimmers”. Estos se introducen en el cajero automático y se usan para leer la banda magnética de las tarjetas bancarias.

Con estos dispositivos colocados un pequeña cámara graba el momento en que la persona introduce su clave.

Con esa información los delincuentes clonan la tarjeta de la víctima para usarla en compras o sacar dinero en efectivo.