Las abejas tienen la capacidad de detectar olores a kilómetros de distancia 

Las abejas pueden detectar casos de Covid-19

Regeneración, 24 de mayo de 2021. Un grupo de científicos publicó un estudio donde ponen en entrenamiento a las abejas con la finalidad de detectar casos de Covid-19.

El estudio publicado en Wageningen Bioveterinary Research explica que las abejas tienen una capacidad similar a la de los perros para detectar olores a kilómetros de distancia.

Las facultades olfativas de las abejas son el primer acercamiento al estudio que pretende localizar casos de Covid-19.

El estudio señala que la enfermedad provocada por el virus SARS-CoV-2 genera cambios metabólicos en el cuerpo del infectado, los cuales desprenden un olor característico.

Estos insectos requieren minutos para ser entrenados

El entrenamiento de las abejas

El estudio aprovechó las características de las abejas para entrenarlas, con ello, los investigadores acercaron muestras de coronavirus cuando los insectos extendían sus lenguas.

LEER MÁS:  Vacunación contra Covid-19 redujo la mortalidad 87%: Gatell

Los investigadores apuntan que los antófilos pueden detectar volátiles con una sensibilidad de partes de un billón con sólo unos minutos de entrenamiento.

Para este experimento, se utilizó el modelo de acondicionamiento pavloviano, el cual se basa en exponer a las abejas al olor del virus para luego recibir una recompensa.

«Cada vez que las abejas fueron expuestas al olor de una muestra infectada, recibieron una recompensa de solución de agua azucarada» menciona el estudio.

El estudio señala que al repetir la acción, los insectos comenzaron a extender la lengua solo ante el olor de la muestra infectada.

Un grupo de 150 insectos fueron entrenados en el laboratorio de Bioseguridad de Wageningen Bioveterinary Research donde se determinó el entrenamiento óptimo.

LEER MÁS:  Pati Chapoy tacha de ignorante a Paty Navidad por el Covid-19

Para verificar la eficacia de la detección de Covid-19 por medio de las abejas, los científicos pusieron a prueba a visones con y sin el virus.

El experimento arrojó buenos resultados, ya que la mayoría de los antófilos entrenados distinguieron a los seres sanos de los enfermos.

Asimismo se realizaron experimentos con humanos contagiados de Covid-19 y otros sanos, obteniendo los mismos resultados positivos en las abejas.

Ante los buenos resultados y la disponibilidad de estos insectos en el mundo, los científicos proponen la creación y distribución de una maquina de entrenamiento.

Para concluir el estudio, los investigadores mencionan que con este descubrimiento se puede reconocer la gravedad de una enfermedad de manera no invasiva.