Compartir

Un exfuncionario de Chihuahua dijo que el desvío de recursos fue parte de un acuerdo del CEN del PRI con Hacienda, cuando Luis Videgaray era titular

 

Regeneración, 19 de diciembre de 2017.- El exsecretario de Hacienda de Chihuahua en el gobierno de César Duarte, Jaime Herrera Corral, reveló que la Secretaría de Hacienda permitió que se triangularan recursos públicos a campañas estatales del PRI.

Herrera dijo que el desvío de 2016 por más de 250 millones de pesos fue parte de un acuerdo del CEN del PRI con Hacienda, cuando Luis Videgaray era titular.

Fueron los gobiernos de Duarte en Chihuahua, Javier Duarte en Veracruz y el de Egidio Torre en Tamaulipas, los cuales acordaron con el entonces líder del PRI, Manlio Fabio Beltrones, la triangulación de los recursos federales para las campañas.

El periódico Reforma pudo acceder a la declaración ministerial del testigo con “Identidad Reservada” I701/2017, rendida ante la Fiscalía de Chihuahua y que, de acuerdo con fuentes oficiales, corresponde a Herrera.

El exsecretario relató que el principal operador de Beltrones, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, quien también fue ex secretario del CEN del PRI, fue el estratega de las transacciones.

Con el apoyo de Alfonso Isaac Gamboa, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda, aprobaron un convenio de “Fortalecimiento Financiero” por 275 millones de pesos.

LEER MÁS:  Candidato del PRI en Oaxaca, llama 'romperle la madre' a contrincantes

“Alejandro Gutiérrez era el operador financiero del PRI. Me comentó que había un acuerdo con la Secretaría de Hacienda federal para que, a través de tres estados, siendo estos Veracruz, Tamaulipas y Chihuahua, apoyaran con la operación electoral a nivel nacional del año 2016 para aquellos estados en donde no se tenían gobiernos priistas, y requerían recursos”, dijo Herrera en una declaración del pasado 1 julio de 2017.

Además, dijo que, en Chihuahua, los recursos fueron recibidos y con el apoyo de Ricardo Yáñez, entonces secretario de Educación y de Gerardo Villegas, director de Administración, así como de Antonio Enrique Tarín García, director de Adquisiciones de Chihuahua, simularon compras para poder devolver los 250 millones de pesos al tricolor.

Según Herrera, César Duarte apoyó al PRI porque debía “retribuirle” a Beltrones que le permitiera poner como candidato del PRI a la Gubernatura a Enrique Serrano.

Pero, la premura para operar el desvío y destinar recursos al PRI Nacional hizo que los implicados dejaran rastros que más tarde fueron encontrados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La ASF detectó oficios con fechas incorrectas, de acuerdo con la declaración de Herrera.

“Es de hacer notar que por la presión con la que insistió Alejandro Gutiérrez a la Secretaría de Hacienda federal, el trámite se hizo de manera incorrecta, existiendo evidencias actuales, ello por la premura en que se operó ya que el convenio se firmó con fecha 15 de enero de 2016 y no obstante que la solicitud del dinero se realizó con fecha 13 de enero, la SHCP federal lo selló con una fecha posterior, que fue el 16 de enero”.

LEER MÁS:  Javier Lozano insulta a AMLO y luego se disculpa

“Esto llevó a que derivado de una revisión de la ASF a la Secretaría de Hacienda federal solicitara la sustitución del oficio de esa solicitud para corregir esta irregularidad, misma que no se llevó a cabo”, dice la declaración, cuya copia posee Reforma.

Según Herrera, Gutiérrez le dijo que Beltrones pediría apoyo a Duarte para la campaña y que el 19 de diciembre de 2015 ambos tuvieron un dialogo y el entonces gobernador de Chihuahua expresó su apoyo.

“(Se pidió que) el dinero exigido saliera de dinero público, pero de origen estatal, ello como decisión de las áreas de Egresos y Administración de la Secretaría de Hacienda del estado, a efecto de no hacer una devolución de recursos de origen federal con el mecanismo solicitado, en virtud de que se buscó que no fuera observado por la ASF”, dijo.

“Es decir, ingresó el dinero federal a las arcas del estado y, a fin de cumplir con el PRI Nacional, fue que se desvió 250 millones de pesos, pero de origen estatal, a fin de que no fueran revisados por auditorías federales, quienes vigilan el dinero de origen federal”.

LEER MÁS:  Advierten de compra, cooptación y acarreo de voto masivo por el PRI

Herrera añadió que Yáñez, titular de Educación, se dio cuenta de que había errores en la facturación de los recursos, atribuibles al CEN del PRI y que Javier Corral, gobernador electo, ya tenía conocimiento de los hechos.

“A partir del 7 de junio de 2016 el titular de la Secretaría de Educación, Ricardo Yáñez, informa al ex Gobernador (Duarte) que la ejecución del proyecto de extracción de fondos, por fallas en el CEN del PRI, había sido detectada por el Gobernador electo (indicaba que la facturación había sido mal realizada, con facturas casi simultáneas, que evidenciaban el desvío de fondos), derivado a su vez de personal de la propia Secretaría de Educación del estado, quien observó dichas irregularidades en la facturación realizada por el titular de la Secretaría de Educación”, comentó el testigo.

Cuando Duarte supo lo anterior, mandó a regularizar las operaciones y Yáñez le indicó que la “operación había quedado bien blindada y a prueba de auditorías, toda vez que se cubrieron los requerimientos que justificaban la aplicación de dichos recursos cuyo destino, ya se sabe, tuvo un destino diferente”.

Cabe mencionar que el exsecretario de Educación, Ricardo Yáñez fue sentenciado en noviembre pasado a cuatro años de cárcel por peculado.

 

 

Con información de Reforma

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook