Un hombre filipino falleció por realizar 300 sentadillas como castigo por no seguir las medidas para evitar contagios de Covid-19

El hombre no soportó el cansancio físico 

Regeneración, 7 de abril de 2021. Un hombre filipino falleció después de hacer 300 sentadillas debido posiblemente a su nula condición física.

El ejercicio fue un castigo impuesto por policías debido a que el hombre de 28 años no seguía las medidas de prevención contra Covid-19.

Su nombre era Darren Peñaredondo y fue visto por policías de Filipinas el 2 de abril tiempo después del toque de queda.

En Filipinas se tiene estipulado un toque de queda como medida de prevención de contagios de Covid-19.

El castigo ha sido calificado como tortura debido al resultado

Darren Peñaredondo decidió salir a comprar agua potable, sin embargo, la policía le impuso el castigo debido a que violó la medida sanitaria.

LEER MÁS:  Famosa youtuber japonesa engaña en redes; en realidad es hombre

Su esposa Reichelyn declaró en el video que Darren sólo podía gatear, además presentaba hambre y mucha sed.

El hombre le indicó a su pareja que sentía mucho desgaste en los muslos y que le dolían mucho las rodillas, pero ella no imaginó que la situación terminaría muy mal.

A la mañana siguiente, Reichelyn estaba asistiéndolo para llevarlo al sanitario, porque seguía sin poder sostenerse.

«Cuando pidió ayuda comenzó a tener convulsiones. Tuvo convulsiones fuertes y su rostro se puso violeta. Después, su corazón dejó de latir» declaró la mujer. 

Darren no podía sostenerse de pie

¿Cómo fue la muerte del hombre?

El joven de 28 años no soportó el extremo ejercicio debido a su mala condición física. Ante esto, su esposa Reichelyn grabó un video riéndose de la situación.

LEER MÁS:  Famosa youtuber japonesa engaña en redes; en realidad es hombre

El video que circula en la plataforma Newsflare deja ver al joven cansado que ni siquiera puede estar de pie.

Debido al cansancio, Darren ya no pudo sostenerse y más tarde sufrió de convulsiones que lo llevaron a la muerte.

A pesar de que la esposa del hombre llamó a una ambulancia, los paramédicos ya no pudieron revivirlo.

The New York Post informó que la policía de Manila inició investigaciones para conocer más a fondo la causa del fallecimiento.

Las autoridades investigarán el caso debido a que lo han calificado como tortura en contra del joven de 28 años.

Sin embargo, el teniente coronel Marlo Nillo Solero, negó que la muerte de Peñaredondo se deba al ejercicio excesivo como castigo.

Su esposa compartió algunas fotografías para recordar al joven fallecido