Hong Kong está en shock tras ataques de enmascarados

Hong Kong vive profundas tensiones que tienen como trasfondo su integración a China continental. 45 personas heridas tras ataque en vía pública

Regeneración, 22 de julio del 2018. El pasado domingo por la noche, Hong Kong vivió una noche de violencia.

Decenas de hombres enmascarados, irrumpieron en una estación de tren, vestidos con camisas blancas y sospechosos de ser pandilleros de la tríada, una organización armada, vinculada a la mafia.

Los hombres de blanco, asaltaron en el área de Yuen Long, a transeúntes y manifestantes que regresaban de una reunión en el centro de Hong Kong.

Exigían mayor democracia. Cuarenta y cinco personas resultaron heridas, una en estado crítico.

Contra la extradición

Esta es la primera vez, que se observa este tipo de violencia, en las manifestaciones en contra un acuerdo de extradición con China continental y el gobierno de Hong Kong

Se han celebrado protestas masivas durante semanas, inicialmente por el acuerdo de extradición, ahora las demandas se han extendido.

Hoy piden una amplia reforma democrática y reflejan las preocupaciones de que las libertades se están erosionando.

Ley de extradición

El domingo por la noche, imágenes publicadas en las redes sociales, mostraron a docenas de hombres atacando a personas con varas de madera y palos de metal.

Estaban dentro de la estación y la gente comenzó a compartir fotos en línea, que mostraban a hombres de camisas blancas que se congregaban en el área.

Más tarde, después de los ataques a la estación de tren, muchos de estos hombres fueron vistos corriendo de regreso a las aldeas circundantes.

Esto intensificó la especulación de que estaban respaldados o contratados por los lugareños.

LEER MÁS:  México protege al tequila en Hong Kong contra 'pirateo'

Esta ola de protestas provocados por el proyecto de ley de extradición, presupone que Hong Kong habría permitido que las personas fueran enviadas a China para ser juzgadas.

Los críticos dijeron que socavaría la independencia judicial de Hong Kong y podría usarse para atacar a los que se pronunciaron en contra del gobierno chino.

Manifestantes en el parlamento

El pasado lunes 1 de julio, los manifestantes en Hong Kong irrumpieron y destrozaron el edificio del parlamento, en una escalada de semanas de protestas.

Hubo peleas cerca del Consejo Legislativo, cuando se celebró una ceremonia para conmemorar el aniversario de la entrega de Hong Kong a China por el gobierno británico.

Pero todo esto no está sucediendo en el vacío. Hay muchos contextos importantes, algunos de los cuales se remontan a décadas atrás.

Lo cual ayuda a explicar lo que está sucediendo.

Un territorio de conflicto
Hong Kong tiene un estatus especial, es significativamente diferente de otras ciudades chinas. Para entender esto hay que mirar su historia.
Fue una colonia británica durante más de 150 años, la isla de Hong Kong, fue cedida al Reino Unido después de una guerra en 1842.
Más tarde, China también arrendó el resto de Hong Kong (los Nuevos Territorios) a los británicos por 99 años.
La antigua colonia británica es parte de China, pero está bajo un acuerdo de «un país, dos sistemas» que le garantiza un nivel de autonomía.
Tiene su propio poder judicial y un sistema legal que es independiente de China continental.
Hong Kong, China y Gran Bretaña
Se convirtió en un puerto comercial muy importante, su economía despegó en la década de 1950 al convertirse en un centro de fabricación.
El territorio también era popular entre los migrantes y disidentes que huían de China continental.
A principios de la década de 1980, cuando se acercaba la fecha límite para el contrato de arrendamiento de 99 años, Gran Bretaña y China iniciaron conversaciones.
Hablaron sobre el futuro de Hong Kong, con el gobierno comunista de China argumentando que todo Hong Kong debería ser devuelto al gobierno chino.
Se llegó a un acuerdo en 1984 que haría que Hong Kong regresara a China en 1997, bajo el principio de «un país, dos sistemas».

Autonomía restringida

LEER MÁS:  Nace pareja de cachorros de león blanco en China
Esto significó que, al convertirse en parte de un país con China, Hong Kong gozaría de «un alto grado de autonomía, excepto en asuntos extranjeros y de defensa» durante 50 años.
Como resultado, Hong Kong tiene su propio sistema legal y sus fronteras, y los derechos que incluyen la libertad de reunión y la libertad de expresión están protegidos.
Es uno de los pocos lugares en el territorio chino, donde la gente puede conmemorar la represión de la Plaza de Tiananmen en 1989, cuando los militares abrieron fuego contra manifestantes desarmados en Beijing.

Libertad en declive

Pero las cosas están cambiando, Hong Kong aún disfruta de libertades que no se ven en China continental, pero los críticos dicen que están en declive.

Grupos de derechos humanos acusaron a China de entrometerse en Hong Kong, citando como ejemplo, los fallos legales que han descalificado a los legisladores en favor de la democracia.

También había preocupación por la desaparición de cinco libreros de Hong Kong y un magnate, que eventualmente resurgieron bajo custodia en China.

LEER MÁS:  16 personas asesinadas tras fotos de Guaidó con paramilitares colombianos

Los artistas y escritores dicen que están bajo una mayor presión para autocensurarse.
Elecciones en Hong Kong

Un periodista del Financial Times no pudo ingresar a Hong Kong después de haber organizado un evento que contó con la participación de un activista a favor de la independencia.

Un punto de fricción ha sido la reforma democrática.

El líder de Hong Kong, el director ejecutivo, actualmente es elegido por un comité electoral de mil 200 miembros, un cuerpo mayoritariamente pro-Beijing.

No todos los 70 miembros del cuerpo legislativo del territorio, el Consejo Legislativo, son elegidos directamente por los votantes de Hong Kong.

La mayoría de los escaños no elegidos directamente, están ocupados por legisladores pro-Beijing.

Democracia en discusión
Algunos miembros electos incluso han sido inhabilitados después de que Pekín emitió una controvertida resolución legal que efectivamente los descalificó.
La miniconstitución de Hong Kong, la Ley Básica, dice que, en última instancia, tanto el líder como el Consejo Legislativo deben ser elegidos de una manera más democrática.
Sin embargo ha habido desacuerdos sobre cómo debería ser esto.
El gobierno chino declaró en 2014 que, permitiría a los votantes elegir a sus líderes, de una lista aprobada por un comité pro-Beijing.
Pero los críticos calificaron a esto de «democracia falsa» y fue rechazada en la legislatura de Hong Kong.
Dentro de 28 años, en 2047, la Ley Básica expira, y no está claro qué pasará con la autonomía de Hong Kong.

cargando...