Irán acusa red de espías de la CIA, continúa tensión en Ormuz

Irán afirma arresto de 17 espías de la CIA, un avión derribado, incidentes con Gran Bretaña, el tema nuclear y la intención de EU de cambiar el régimen

Washington acusa a Irán por el ataque a buques petroleros

Regeneración, 22 de julio del 2019. Irán acumula tensiones  que se agravaron debido a una serie de incidentes en el Estrecho de Ormuz, una zona estratégica para navegación mundial.

El viernes pasado, Irán se apoderó de un petrolero con bandera del Reino Unido, en las aguas del Golfo Pérsico.

Amenaza de represalias

Teherán había advertido previamente, que tomaría represalias después de que el Reino Unido, capturara un petrolero iraní frente a las costas de Gibraltar a principios de este mes.

Una serie de declaraciones entre los gobiernos estadunidense, en especial las de Trump, y el iraní, han tensado aún más las relaciones diplomáticas, incluso a nivel internacional.

La semana pasada que la Marina de los Estados Unidos había destruido un avión iraní después de que se negó a dar marcha atrás, pero Irán lo negó.

El derribo de avión

El mes pasado, Irán derribó un avión de vigilancia estadounidense sobre el estrecho, acusándolo de violar el espacio aéreo iraní.

El ejército estadounidense dijo que el avión no tripulado, había estado sobre aguas internacionales en ese momento, y lo condenó como un ataque no provocado.

Estados Unidos también ha culpado a Irán por dos ataques separados contra petroleros en el Golfo de Omán en mayo y junio – alegaciones que Teherán ha negado

El caso de los 17 espías

Este lunes, Irán dice que arrestó a espías de la CIA y condenó a algunos a muerte.

Irán afirma haber arrestado a 17 espías que que estaban trabajando para la CIA.

El ministerio de inteligencia iraní, dijo que los sospechosos habían estado recolectando información en los sectores nuclear, militar y otros.

LEER MÁS:  Carabineros van contra Mon Laferte por denunciar represión

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, desestimó las acusaciones iraníes y dijo que son «totalmente falsas» a través de su cuenta de tuiter.

“Solo más mentiras y propaganda emitido por un régimen religioso que está fallando gravemente y no tiene idea de qué hacer”.

«Difícil acuerdo»

Más tarde dijo: «Me está haciendo más difícil querer llegar a un acuerdo con Irán».

Washington y Teherán están en desacuerdo con el programa nuclear de Irán y las tensiones han aumentado.

El año pasado, Trump abandonó el acuerdo nuclear internacional con los iraníes, y les impuso amplias sanciones económicas.

Escalada del conflicto

En las últimas semanas, los dos países se han escalado el conflicto militar en el Golfo.

De acuerdo a declaraciones iraníes, los arrestos de han efectuado, durante un período de 12 meses hasta marzo de este año.

Los 17 espías son iraníes que trabajaban en «centros sensibles», en instalaciones militares y nucleares y el sector privado, que había actuado de forma independiente, dijo a la prensa un importante funcionario de inteligencia iraní.

Documental sobre espías

El domingo, el ministro de Inteligencia Mahmoud Alavi anunció que, un documental sobre los arrestos de «espías vinculados a Estados Unidos«, se emitirá en la televisión iraní.

El canal de televisión Press de Irán ha emitido un documental sobre el desmantelamiento de una «red de la CIA».

Sin embargo, muchos observadores de la escena política iraní, ven esta declaración con profundo escepticismo.

Piensan que el ministerio de inteligencia está creando una historia de este tipo probablemente tenga más que ver con su rivalidad con la unidad de inteligencia de la Guardia Revolucionaria.

LEER MÁS:  Pearl Harbor, marinero dispara contra civiles y luego se suicida

Parece que las agencias de inteligencia rivales en Irán están comprometidas en una lucha de poder muy pública para que todos la vean en la televisión estatal.

El tercero en conflicto

Este es el contexto en el que el nuevo gobierno británico debe ahora tratar de negociar la liberación de su barco petrolero.

La disputa entre Londres y Teherán no es más que otro elemento, en las tensiones más amplias en la región.

Estás tensiones son provocadas por la decisión del gobierno de Trump de abandonar el acuerdo nuclear con Teherán e imponer sanciones punitivas.

Crisis internacional

El nuevo ministro heredará una crisis internacional de gran magnitud, en un momento en que las relaciones diplomáticas tradicionales de Gran Bretaña están bajo una tensión como nunca antes.

La filtración de comentarios directos del embajador del Reino Unido en Washington, sobre el desempeño del gobierno de Trump, tensó más el escenario.

Sumado a los recientes ataques retóricos del presidente Trump contra cuatro mujeres congresistas de la oposición en su propio país.

Las críticas a los comentarios emitidos por Trump, se han considerado y muchos políticos los han juzgado, al menos, como inaceptables.

Aliados de Inglaterra

Francia y Alemania le han dado apoyo retórico a Londres. Pero Estados Unidos y la Unión Europea, están fundamentalmente en desacuerdo.

No comparte el destino del acuerdo nuclear con Irán.

Asimismo, la crítica más fuerte de los gobiernos europeos, es que ven la política de Estados Unidos muy poco disfrazada, en su busca de un cambio de régimen en Teherán.

De hecho, el fracaso del esfuerzo de los Estados Unidos para obtener un mayor apoyo para su operación de seguridad marítima planificada en el Golfo, tiene muy poca respuesta.

LEER MÁS:  Al menos 42 muertos por epidemia de sarampión en Samoa
Reacios contra Irán

Esto sugiere que muchos gobiernos están profundamente reacios a participar en cualquier cosa que parezca una coalición en contra de Irán.

Algunos gobiernos también pueden pensar que Gran Bretaña,en cierta medida, ha provocado esta crisis, tal vez alentada por altos funcionarios de la administración Trump.

Estas sospechas revelan muchos cuestionamientos, hacia las decisiones políticas tomadas por Gran Bretaña.

¿Se prestó suficiente atención a la probable respuesta de Teherán?

¿Fue esto solo un fracaso del pensamiento «unido» de Europa, o fue un mal cálculo de Gran Bretaña, como sugirió el gobierno español?

Se discutiría en Parlamento Europeo

Es probable que muchas de estas cuestiones, se planteen en el Parlamento Europeo la próxima semana, al igual que las capacidades navales de Gran Bretaña.

Otra vez surgen más preguntas: En la respuesta al gobierno de Irán, amenazando abiertamente a barcos con bandera británica, ¿se enviaron las señales correctas a Teherán?

¿Se tomaron las decisiones correctas?

Si las limitaciones se debieron en gran medida a los recortes de defensa, entonces el tamaño y la capacidad de respuesta de la flota de Gran Bretaña, seguramente será un gran dilema para el nuevo gobierno.

Contemplando este escenario internacional, es importante preguntarse:

¿Ha llegado el momento para que la Diplomacia Internacional tome otros rumbos y estrategias?

¿Los gobiernos involucrados podrán pasar de la confrontación a la búsqueda de soluciones más armoniosas y cooperativas?

Seguiremos observando este impase diplomático, para dar cuenta de su evolución.

cargando...