#Opinión: Ultraderecha mexicana – Parte V

Juan Bosco Abascal Carranza ha sido pieza clave de la ultraderecha mexicana. Con el catolicismo como su principal arma, ha escrito libros y creado movimientos en contra en Andrés Manuel López Obrador, creyéndolo incluso una figura demoníaca.

Juan Bosco Abascal Carranza ha sido pieza angular de la ultraderecha mexicana. Con el catolicismo como arma, ha creado movimientos en contra en AMLO.
Foto: Especial

Por Miguel Martín Felipe

RegeneraciónMx, 02 de mayo de 2022.- Juan Bosco Abascal Carranza es licenciado en psicología por parte de la Universidad Iberoamericana. Se doctoró en el Instituto de Estudios Superiores de Occidente tanto en psicología como en historia. Es tercera generación de una familia cristera/sinarquista. Recordemos que su hermano, Carlos Abascal, se desempeñó como secretario del trabajo durante el sexenio de Vicente Fox, periodo en que tuvo episodios curiosos, tales como su campaña para censurar la novela Aura, de Carlos Fuentes, cuando ésta fue propuesta como lectura escolar a nivel secundaria en 2001.

Juan Bosco Abascal se ha mantenido activo durante varios años como conferencista, así como asesor en empresas privadas, así como en Pemex. Su función principal ha sido la impartición de cursos y la elaboración de códigos de conducta. Como psicólogo es fundador de lo que él denomina ‘escuela realista’, cuya principal premisa es la práctica de la religión católica como parte esencial de la salud mental. Por ello considera la homosexualidad como un padecimiento mental. Abascal es también autor de diversos libros. Uno de los más destacados es Hernán Cortés, libertador del indio y padre de la nacionalidad mexicana. En este libro, que forma parte de un concepto que él denomina ‘la otra historia’, reivindica a Cortés como poco menos que un benefactor que vino, no a conquistar a un pueblo, sino a fundar una nueva nación basada en los valores cristianos, para así acabar con “una tribu caníbal, bárbara y luciferina”, que es como se refiere al imperio mexica.

Abascal difunde actualmente a través de YouTube las sesiones que imparte a grupos de aproximadamente 80 personas vía Zoom, previo pago de 500 pesos mexicanos por sesión. Imparte cursos sobre ‘la otra historia’, que en general se trata de un enaltecimiento de Agustín de Iturbide, Miguel Miramón, José de León Toral, entre otros personajes históricos que, según sus palabras, han combatido de una u otra forma y de manera frontal a la masonería y el sionismo, enemigos que Abascal asocia con los poderes fácticos a nivel mundial, los cuales han puesto en marcha un plan de dominación del mundo cuyo principal enemigo es la religión católica.

LEER MÁS:  Líder anti AMLO se lanza contra Lilly Téllez, le apuesta 3 millones

En su libro MALO, el destructor de México, la alteración del acrónimo del presidente no es solo una licencia literaria, sino que sostiene que el verdadero nombre del presidente AMLO realmente era Manuel Andrés, y que fue cambiado para evitar el acrónimo ‘malo’. Sin embargo, y pese a no presentar prueba alguna, Abascal sostiene que ese nombre es signo inequívoco de que aquel a quien llama “homúnculo dictadorzuelo castro-chavista”, es una figura demoníaca que solo cumple órdenes de un gran lobby masón-comunista.

En lo que tal vez sea una de las fijaciones de postura más escalofriantes de la actualidad, Abascal sostiene que el legado más nefasto de la revolución francesa es «aquella mentira demoníaca llamada sufragio universal, pues permite que el voto de analfabeta y de hombre sabio valgan lo mismo». Su propuesta es osada y muy concreta: solo los “más preparados” deberían tener derecho a votar. Con ello se refiere a “mexicanos bien nacidos y virtuosos”, en otras palabras; católicos, ricos y con formación universitaria.

Abascal y FRENAAA

Ya que Abascal es un enemigo jurado de Andrés Manuel López Obrador, fue invitado por Gilberto Lozano en abril de 2020 para ser el comisionado de asuntos religiosos de FRENAAA. Durante los primeros días de la ocupación del zócalo capitalino por un contingente de dicho frente, la cual inició el 19 de septiembre de 2020, y que transcurrió entre escaramuzas y escándalos, Abascal fue entrevistado vía telefónica por Ciro Gómez Leyva. Abascal declaró que FRENAAA era un movimiento “católico apostólico romano”. Él mismo cuenta que, a los pocos minutos de haber finalizado la entrevista, Gilberto Lozano lo llamó por teléfono y le espetó furioso que el “consejo rector” lo había sesionado y determinó expulsarlo del frente, ya que no se trataba de un movimiento confesional.

Por otro lado, el pintoresco campamento de FRENAAA fue exhibido en varias ocasiones por mantener tiendas de campaña vacías que incluso fueron captadas volando por los aires ante la embestida del viento. Al no tener una verdadera repercusión más allá de lo mediático, y ya como una iniciativa económicamente inviable, Gilberto Lozano se deslindó del campamento el 18 de noviembre de 2020. En ese momento rompió también relaciones con Mario Gallardo Mendiolea, Laura Susana Ruelas (mejor conocida como Lausus) y Jaime Sandoval. Estos dos últimos se convertirían en la dirigencia de un movimiento efímero llamado Campamento México (el elemento chovinista siempre presente), aunque igualmente se deslindarían del mismo en enero de 2021. Para marzo de 2021, finalmente se retira el campamento del zócalo, en el que había ya menos de 50 personas. FRENAAA siguió por su cuenta con el activismo en redes sociales.

LEER MÁS:  "Un pirruris menos", la supuesta frase de AMLO que recicla la oposición para atacarlo

Igualmente, en enero de 2021, Juan Bosco Abascal vuelve a contactarse con Lausus y Mario Gallardo. Se les une Jaime Duarte, predicador católico, internacionalista de formación y con maestría en ingeniería en imagen pública; se autoproclama “empoderador de líderes católicos”. Es conocido por sus apariciones en María Visión y su canal católico ultraconsevador de YouTube Cisne Radio 2. Todos ellos anuncian la fundación del movimiento ¡Viva Cristo Rey!, que, según palabras de Abascal, está encaminado a la regeneración de la vida pública de México con base en los valores católicos. Se aprovechó la estructura de cursos impartidos por Abascal y se le dio difusión tanto en el canal de Lausus como Cisne Radio. Se hizo una campaña de propaganda que incluía a los fundadores en imágenes tomadas en el Cerro del Cubilete al pie de la estatua de Cristo Rey.

A fecha de hoy, y si bien los fundadores de ¡Viva Cristo Rey! continúan con el activismo en redes, la página del movimiento confesional que en algún momento se pensó a futuro como partido político, ha dejado de funcionar, y el concepto se mantiene vivo solo como una proclama en contra del gobierno actual.

Muchas gracias por acompañarme en este recorrido por la historia de la ultraderecha en México llegando hasta nuestros días, estimado lector. Se viven tiempos muy interesantes y compartir el conocimiento es clave para estar a la altura este momento histórico.

Sigue a Miguel Martín Felipe en:
Twitter: @miguelmartinfe
YouTube: Al Aire con Miguel Martín
Facebook: Miguel Martín Felipe Valencia