Pan de muerto, elemento principal de la ofrenda

Los primeros pobladores de Mesoamérica preparaban un pan de muerto hecho con semillas de amaranto, mezcladas con sangre para ofrendarlo a los dioses

Regeneración, 1 de noviembre de 2019. El pan de muerto es uno de los elementos principales del Día de Muertos y simboliza la esencia de los difuntos: la bolita encima representa un cráneo y el resto son los huesos que, a su vez, encarnan los puntos cardinales.

El origen de este delicioso pan es una mezcla de tradiciones, su preparación varía dependiendo de la región del país.

LEER MÁS:  Liderazgo con política exterior transparente, humanitaria y efectiva: SRE
Mesosamérica: pan de amaranto y sangre

Los primeros pobladores de Mesoamérica preparaban a sus muertos un pan de semillas de amaranto mezcladas con sangre de sacrificios para ofrendar a los dioses.

Españoles

Los españoles crearon un pan a partir de un ritual prehispánico en el que se ofrecía a los dioses el corazón- aún latiendo- de una princesa. Cambiaron el sacrificio humano por un pan de trigo en forma de corazón y bañado en azúcar pintada de rojo.

Yotlaxcalli

En las culturas prehispánicas se dedicaban ofrendas a la diosa Cihuapipiltin y a las mujeres que morían en el primer parto, consistían en panes a base de amaranto de figuras como mariposas o rayos, y un pan de maíz: yotlaxcalli.

LEER MÁS:  Destruidas más de 19 mil armas, en 28 estados: Sedena
Huitzilopochtli

Cuando celebraban al dios del Sol y la guerra, los mexicas comían un ídolo de Huitzilopochtli realizado con una mezcla a base de amaranto y miel, que vestían, adornaban y ‘sacrificaban’. Luego dividían el pan para compartir la divinidad.

Papalotlaxcalli

En la época prehispánica se preparaba el “papalotlaxcalli” o pan de mariposa, que era similar a una tortilla a la que se le ponía una especie de sello de mariposa y se coloreaba. Era un alimento exclusivo para las ofrendas de muertos.

 

cargando...