Presentan filme que busca ‘revertir violencia con besos’

besos

Se echó a andar el sábado en la explanada del Palacio de Bellas Artes

“Nuestra idea es ir a espacios donde lo necesiten, ya sea la frontera en México o lugares donde hubo un asesinato o algún otro acto de barbarie. Es ir a plantarnos y revertir ese suceso con besos. Es decir, curar el lugar”

Regeneración, 3 de marzo de 2017.- El cineasta mexicano Carlos Santos concibió un proyecto artístico que tiene como gran protagonista al ósculo o beso, y que echó a andar el sábado en la explanada del Palacio de Bellas Artes, en la Ciudad de México.

Explica que “Besos públicos”es “una obra de arte relacional”, cuyo propósito es coadyuvar a “revertir el ambiente de división, intolerancia y crisis” que prevalece hoy día no sólo en México, sino en el mundo, con políticas tan intransigentes y demenciales como las emprendidas por Donald Trump en Estados Unidos, explica el creador.

LEER MÁS:  Brutal golpiza a funcionario por viejas rencillas de parranda (VIDEO)

Esta pieza consiste en filmar a parejas de enamorados que aceptan ser captados en tan íntima situación con cámaras de alta definición que registran el acto a muy lenta velocidad, y con ello entrar en la dimensión profundamente humana que genera esta expresión de amor.

La idea es reunir la mayor cantidad de besos posibles y compartirlos por medio de redes sociales como Facebook e Instragram, con el propósito de demostrar que no todo está perdido para la humanidad.

En lo que fue la primera sesión del proyecto, la cual comenzó al filo del mediodía del sábado y se mantuvo hasta que hubo luz natural, decenas de parejas de todas las edades, condiciones sociales y preferencias sexuales colaboraron de manera voluntaria y espontánea con la iniciativa.

Fue una sesión de poco más de seis horas en la que prevalecieron las sonrisas, los gestos de ternura, caricias, uno que otro rasgo de timidez y también de desparpajo, pero, sobre todo, de besos de diferentes calañas, desde aquellos de piquito hasta los de lengüita, los filiales hasta los pasionales, los salivones, los pudorosos y los arrancaamigdalas.

LEER MÁS:  Violencia pega a los universitarios en Puebla

Carlos Santos compartió  para La Jornada su convicción de que algo tan sencillo y tan profundo como un beso tiene mucho potencial para incidir en la sociedad y ayudar a transformarla.

“Los besos son universales y algo que todo mundo genera, una manera de expresar nuestros sentimientos y compartirlos, sea uno de cualquier raza, ideología, religión u orientación sexual”, dijo

Nuestra idea es ir a espacios donde lo necesiten, ya sea la frontera en México o lugares donde hubo un asesinato o algún otro acto de barbarie. Es ir a plantarnos y revertir ese suceso con besos. Es decir, curar el lugar.

El beso sucede y es real, lo mismo que el sentimiento; no son actuados. Esto es lo más valioso de esta pieza. La idea es eso, que la gente que está hoy aquí se puede llevar un buen sabor de boca: puede besarse y ver besarse a otros e identificarse con los demás.

LEER MÁS:  2017, el año más sangriento de la administración de Peña Nieto

Su obra puede apreciarse en su página de Facebook: https://www.facebook.com/besospublicos

Comentar con facebook