El domingo se registraron protestas masivas en Rusia por la detención del líder opositor, Navalny.

Detenciones masivas en Rusia por protestas contra Putin

Regeneración, 1 de febrero del 2021. El domingo se registraron protestas masivas en contra del presidente ruso Vladimir Putin. Los manifestantes piden la liberación del líder opositor Alexéi Navalny.

Así mismo, ciudadanos rusos expresaron su indignación por la situación económica y social que atraviesa el país.

Las masivas protestas se realizaron en 140 ciudades de Rusia, incluso en el centro de poder ruso, Moscú.

Por lo cual miles de policías se desplegaron por todo el territorio para evitar que se repitieran las imágenes del pasado 23 de enero; en donde más de 110 mil personas salieron a las calles por la convocatoria hecha por Navalny.

Las autoridades pusieron vallas, cerraron estaciones de metro y bloquearon los accesos; sin embargo, el intento fue en vano pues miles de personas lograron congregarse, retando al Kremlin.

LEER MÁS:  Vladímir Putin se va a cuarentena; cercanos dieron positivo a Covid-19

Agentes antidisturbios rociaron con gas pimienta y atacaron con descargas eléctricas a los manifestantes.

La población rusa se muestra furiosa luego de que el líder opositor compartiera un video de un lujoso palacio a orillas del Mar Negro, supuestamente propiedad del presidente Putin.

De acuerdo con reportes periodísticos, se detuvo a más de 5 mil personas en todo el país; en Moscú se registraron más de mil 600 detenciones y en San Petersburgo mil 100.

Líder opositor espera juicio

Entre los detenidos se encuentra la esposa de Navalty, Yulia Navalnaya quien quería llegar a la prisión moscovita de Matrósskaya Tishiná, donde está encarcelado su marido.

LEER MÁS:  Vladímir Putin se va a cuarentena; cercanos dieron positivo a Covid-19

Sin embargo, unas horas después fue puesta en libertad en espera de enfrentar un juicio por participar en las manifestaciones.

Novalny se considera el principal enemigo del líder ruso, llegó al país desde Alemania donde se recuperó del envenenamiento, del cual culpó a Putin.

El próximo martes se determinará si deberá permanecer en prisión donde deberá de cumplir una condena de 3,5 años.

El líder opositor busca aprovechar la caída de la popularidad de Putin que según los últimos sondeos se encuentra en un 53% de aprobación. Y de esta forma se puedan movilizar a los votantes en contra del partido oficialista, Rusia Unida.

Iniciativa energética de AMLO acabaría con saqueos a CFE

México condena la detención de líderes políticos en Myanmar (Birmania)