Compartir

Entrevista a Jorge Zapata, nieto de Emiliano Zapata por  Francisco Ruiz Ruiz

jorgezapata

La Lucha sigue 

En el centro de México, el Proyecto Integral Morelos (PIM), se haya envuelto en una intensa polémica desde que comenzó su ejecución. Es promovido por la Comisión Federal de Electricidad, siendo las empresas españolas Abengoa y Elecnor, las adjudicatarias para su ejecución. El PIM ha supuesto la construcción de dos centrales termoeléctricas de ciclo combinado de 620 Megawatios en Huexca (Yecapixtla, Morelos), además de un gasoducto de 160 Km que discurre por la zona de riesgo sísmico del Popocatépetl. Actualmente se está construyendo un acueducto de 12 Km destinado a tomar agua del río Cuautla para enfriar las turbinas de las centrales. Apenas faltan 516 metros para que el acueducto llegue al río, los mismos que han servido para que un gran grupo de ejidatarios del municipio de Ayala, cuyos cultivos dependen del  agua del río, hayan mantenido una tenaz resistencia en San Pedro Apatlaco que impide el avance del proyecto. Este es el epicentro del conflicto socio-ambiental que el desarrollo del PIM ha generado. Don Jorge Zapata, nieto del General Emiliano Zapata, forma parte de este movimiento de defensa del agua del río Cuautla. Don Jorge Zapata nació el 23 de agosto de 1955 y es ejidatario de Anenecuilco. La historia se repite.

LEER MÁS:  Emiten timbre postal, boleto de Metro y "cachitos" de Emiliano Zapata

Don Jorge, ¿cuándo y por qué nació esta resistencia?

Llevamos aquí desde marzo de 2015 para defender nuestra agua y evitar que la termoeléctrica de Huexca se la lleve.  Aunque hayan firmado un contrato de concesión con el gobierno, nosotros no reconocemos ese convenio porque nunca se nos preguntó a los ejidatarios. No estamos dispuestos a dejar que nos quiten el agua, porque el agua es la vida de nuestros campos y la de nuestras familias, y es un recurso que llevamos usando desde época de la Colonia.

¿Diría que la venta de los recursos naturales es el nuevo negocio?

Sin duda. Aquí en México desde hace casi 20 años los gobiernos han venido trabajando para favorecer mediante leyes y decretos la venta y concesión de los recursos a grandes empresas. Sin embargo, esos recursos no son del gobierno, son de las comunidades que vivimos aquí desde siempre. Además está el problema de las grandes infraestructuras que construyen estas trasnacionales, que destruyen territorios, paisajes, el Medio Ambiente y todo lo que encuentran. El gasoducto que viene desde Tlaxcala hasta la termoeléctrica por la falda del Popo es un peligro muy serio para las comunidades a las que afecta, pero no han hecho caso a las protestas. En cambio, han encarcelado a varias personas que denunciaron la situación.

LEER MÁS:  Hasta tres mil 379 pesos de multa por desperdiciar agua en la CDMX

¿Ustedes han intentado apelar por la vía legal?

Por supuesto. Presentamos una demanda de amparo desde el Ejido de Anenecuilco que consiguió que un juez federal emitiera una suspensión contra el proyecto. Pero la CFE no la respetó. Ante esto se apeló a la Suprema Corte de Justicia, pero allí han congelado el recurso. No nos están dejando otra opción que la acción social. Las luchas se ganan con gente y no con papeles, y la historia lo ha demostrado. Nosotros estamos dispuestos a pelear con todo, ya que de todas formas, si nos quitan el agua nos quitan la vida. Como dijo mi abuelo “vale más morir luchando que vivir arrodillado”.

Parece que estamos en el mismo punto que entonces, ¿verdad?

Mire, hace unos 200 años tuvimos que defendernos y luchar por la Independencia de México. Hace 100 tuvimos que volver a hacerlo en la Revolución. Y ahora, tenemos que volver a la lucha y la defensa de nuestros derechos. La generación de mi abuelo ya cumplió con su deber, y nos aseguraron una vida digna. Ahora nos toca a nosotros pelear por el futuro de nuestros hijos y nietos.

LEER MÁS:  Estudiantes de Chapingo detienen discurso de AMLO; dicen no a la huelga

¿A qué se debe la intensa actividad que hoy se ve en el plantón?

Hoy es un gran día porque nos visitan caravanas de otros estados del país. Está naciendo un movimiento social a nivel nacional que se está organizando en una coordinadora general. Esto no es algo sólo de Morelos, en casi todos los estados de México existen movimientos de resistencia.  El pueblo se está organizando ante los atropellos del gobierno. Es la única forma de defender nuestros derechos, nuestros recursos y nuestras familias. Ya no se puede confiar en las leyes y la justicia, está todo corrupto.

Si tuviera que hacer una previsión de los próximos meses, ¿que diría?

Nosotros creemos que el gobierno va a hacer lo posible por corrernos de aquí. El proyecto ya está casi terminado y nosotros somos el último obstáculo, así que espero que cada vez haya más tensión policial o que incluso entre el ejército. Pero si finalmente nos corren y se hace el proyecto, la lucha seguirá. Cuando el pueblo sienta que peligra su sustento y el de sus familias, las acciones continuarán, sean las que sean.




Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook