29 días sin comer: huelga de hambre en Veracruz por abusos del Gobierno

  • Bernarda Sánchez, indígena de Orizaba, inició una huelga de hambre hace 29 días demandando la inclusión de las comunidades indígenas.

  • «Que no olvide el presidente que el Pueblo Mágico que presume, también es gracias a nosotros, a nuestra gastronomía, artesanía, medicinas y ritos que compartimos con la gente».

 

Bernarda Sánchez, de 20 años se mantiene en huelga de hambre en el parque Apolinar Castillo.
Bernarda Sánchez, de 20 años se mantiene en huelga de hambre en el parque Apolinar Castillo.

 

Regeneración, 25 de junio de 2016.- Bernarda Sánchez, indígena de Orizaba, Veracruz, inició una huelga de hambre hace 29 días demandando que las comunidades indígenas sean libres de comerciar con sus productos en la zona.

Bernarda Sánchez tiene 20 años, se mantiene en huelga de hambre en el parque Apolinar Castillo. El pasado mes de abril fue una de 15 indígenas apresadas por vender sobre la calle Francisco I. Madero.

Acusa al presidente municipal de Orizaba, Juan Manuel Diez, de tener una postura intransigente y violenta contra los indígenas.

«Quiere ver su ciudad limpia de indígenas ambulantes. Ya encarceló a dos ancianas y uno de nuestros jóvenes se suicidó luego de la madriza que le metió su policía», explicó la mujer.

«En Veracruz al Gobierno no le importan los indígenas; a Juan Manuel Diez parece que le damos asco; Namiko Matsumoto Benítez, presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, lo más que ha hecho por nosotros es rebajar la multa de dos ancianas que salieron de la cárcel. Ya estamos hartos de que nos pisoteen. Somos seres humanos, tenemos derecho a trabajar», acusó.

Busca que 180 familias indígenas del pueblo Ixhuatlancillo puedan vender sus productos de la cosmogonía náhuatl en el Centro Histórico de la ciudad.

Lamenta la negligencia y desprecio del presidente municipal. «Desde muy chicos nuestros padres nos enseñaron a trabajar de manera lícita y honrada. Son más de 100 años los que hemos subsistido gracias a la generosidad de los orizabeños. Que no se le olvide al presidente, que el Pueblo Mágico que tanto presume, también es gracias a nosotros, a nuestra gastronomía, artesanía, medicinas y ritos que compartimos con la gente», dijo Bernarda.

Juan Manuel Diez «se cree un emperador, se pasa por el arco del triunfo nuestras garantías constitucionales. Toma de rehenes a nuestros pequeños y sus policías les dicen que los van a desaparecer. Responsabilizamos al alcalde de cualquiera cosa que nos pase», señaló.

«Sólo pedimos que nos dejen vender nuestros productos artesanales sin que nos discriminen. No pedimos que Juan Manuel Diez, nos dé empleo en sus negocios; en la Plaza Valle, en Fénix, en sus gasolineras, en el canal de Televisión, en las agencias de carros […]. Solamente que no nos pegue. La calle que no es de él, sino de los orizabeños».

Ante esta situación Bernarda Sánchez se reunirá con Roberto Campa Cifrián, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación. Los huelguistas serán representados por Cuitláhuac García Jiménez actual diputado del congreso veracruzano.

 

Leer el reportaje completo en Vanguardia.