Un adolescente de 15 años introdujo un cable USB en su uretra por curiosidad sexual; su caso tuvo que ser estudiado por los especialistas

El joven lo hizo con la finalidad de conocer la longitud de su pene

Regeneración, 17 de septiembre de 2021. Un adolescente tuvo que someterse a una cirugía de emergencia tras lograr insertarse un cable USB por la uretra.

Este caso fue estudiado por especialistas de urología, quienes publicaron un artículo para explicar el procedimiento al que tuvieron que acudir para retirar el cable.

El estudio publicado en la revista Science Direct detalló que los médicos tuvieron que realizar una cirugía para no poner en peligro la salud del joven de 15 años.

De acuerdo con el estudio, el adolescente insertó el cable enrollado en su pene desde la uretra, como parte de una «experimentación sexual».

El adolescente inglés contó a la revista científica que había hecho tal acto con finalidades auto eróticas porque quería medir la longitud de su miembro sexual.

Adolescente que insertó cable en su miembro tuvo que ser operado

Para llevar a cabo el procedimiento de retiro del cable, el adolescente tuvo que ser trasladado al hospital de la Universidad de Londres.

Los especialistas revelaron que el joven estaba en buena salud y que no padecía de ningún trastorno mental, sin embargo, la operación se tuvo que hacer de urgencia.

Los médicos encontraron que tras las múltiples veces en que el adolescente intentó retirar el cable USB presentó una hematuria grave (sangre en la orina).

Tras la obtención de los rayos X, los médicos ingleses pudieron ver la posición del cable USB para poder medir la forma en que sería extraído.

«El cable anudado se reveló en la cara proximal de la uretra del pene y se cortó del resto del cordón»

Durante la cirugía, los doctores tuvieron que drenar la orina con un catéter para evitar más problemas de retención por coágulos.

Finalmente, el joven pudo recuperarse con medicamentos como antibióticos y la extracción de la orina con catéter.

A las dos semanas de la cirugía, el adolescente tuvo una cita de seguimiento donde los especialistas notificaron que el retiro del catéter resultó con éxito.

Los especialistas invitaron a las personas a no realizar este tipo de prácticas sexuales ya que podrían causar efectos negativos a largo plazo y de poner en peligro la vida.

El cable tuvo que ser cortado para ser extraído del cuerpo del joven 

Conclusiones del estudio

Los médicos que trataron este caso poco común, indicaron que este tipo de casos sobre la presencia de objetos en el cuerpo debe ser motivo de investigación.

Por ello, anunciaron que los especialistas y quienes se están formando como médicos deben saber cómo actuar ante estos casos.

Asimismo, el artículo reitera la importancia sobre documentar estos casos para futuros tratamientos de los pacientes.

De esta manera se puede evitar que los pacientes no se sientan juzgados por los actos que los condujeron a realizar este tipo de procedimientos.

«La historia sobre el objeto y la inserción, sirve para orientar las futuras investigaciones, debe obtenerse para brindar apoyo y no juzgar», concluyó el estudio.

La cirugía tuvo éxito