La Fiscalía de El Salvador presentó cargos por corrupción en contra del expresidente, Salvador Sánchez Cerén y de otros nueve exfuncionarios.

Expresidente de El Salvador es acusado formalmente de enriquecimiento y lavado de dinero

Regeneración, 25 de julio del 2021. El expresidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén fue acusado formalmente por enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Fiscalía General de la República (FGR) de Perú presentó este domingo los cargos de corrupción contra el expresidente. Asimismo, nueve exfuncionarios son señalados de recibir pagos irregulares en la administración de Mauricio Funes (2009-2014).

«Todas estas personas están siendo acusadas por los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de dinero», señaló el vocero de la FGR.

LEER MÁS:  Rafa Márquez sale de la lista negra de las autoridades de Estados Unidos

Y es que, se señaló que se tienen pruebas de que estas personas recibieron dinero “al margen de la ley” mientras desempeñaron sus cargos.

Además, la FGR acusa a Sánchez Cerén de recibir 530.000 dólares cuando se desempeñó como vicepresidente de Funes.

Hasta ahora las autoridades de El Salvador desconocen el paradero del expresidente que salió del país a finales del 2020.

Por lo que, la Fiscalía ya solicitó a la corte que se gire una orden de aprehensión internacional en contra del expresidente y de otras cuatro personas que están fuera del país.

LEER MÁS:  Hermano de Adela Micha, entre los científicos investigados por la FGR

En tanto, se encuentran ya detenidos el extitular de Hacienda, la exministra de Salud, dos exviceministros y un exdiputado del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Sánchez Cerén se convierte en el cuarto mandatario que es requerido por la FGR durante la nueva etapa democrática que se vive en El Salvador.