Compartir

image

Los indígenas yanomamis de Brasil y Venezuela se reunieron en este último país para hablar sobre derechos indígenas y políticas nacionales. Funcionarios del Gobierno de ambos países, organizaciones indígenas y ONG que trabajan con los yanomamis también estuvieron presentes.

En el encuentro se debatió sobre las problemáticas sanitarias y el impacto de la minería de oro. Muchos yanomamis de ambos países continúan sufriendo severamente el impacto de los mineros ilegales en su territorio.

En una carta abierta los yanomamis manifiestan que: “La situación es muy grave en la frontera de Brasil con Venezuela, donde se han instalado campamentos mineros ilegales que producen violencia, epidemias, destrucción de nuestras tierras y contaminación de los ríos (…) No es posible tener buena salud si no tenemos nuestro territorio protegido”.

LEER MÁS:  Nueva táctica imperialista y el caos económico

“También es importante comprender que para nuestra buena salud y la protección de nuestras tierras se necesitan acciones articuladas de los dos gobiernos que incluyan la participación de las organizaciones indígenas”.

Piden que el territorio yanomami en Venezuela sea demarcado y completamente reconocido de acuerdo con la constitución, que garantiza los derechos territoriales colectivos de los pueblos indígenas.

La carta expresa su gran preocupación ante la intención de ambos gobiernos de abrir el territorio de los yanomamis y de otras tribus a la minería a gran escala: “Exigimos que nos consulten sobre estos proyectos y manifestamos que estamos en contra porque amenazan nuestra vida”.

LEER MÁS:  Rusia lanza advertencia a Colombia para que no intervenga en Venezuela

Los participantes del encuentro recordaron la masacre de 16 yanomamis perpetrada por un grupo de buscadores de oro en Haximú, hace veinte años. Representantes de las organizaciones yanomamis Horonami y Hutukara advirtieron de que esto podría repetirse nuevamente si ambos gobiernos no adoptan medidas adecuadas para detener la invasión de los buscadores de oro.

El pasado mes de agosto, la ONU expresó su profunda preocupación por la impunidad de los mineros ilegales que cometen actos de agresión y violencia contra los yanomamis.

LEER MÁS:  Guaidó inicia “operación libertad” y amaga no dar más petróleo a Cuba

Solicitó a Venezuela que llevara a cabo una investigación“exhaustiva” entre los responsables de crímenes violentos contra los yanomamis y la tribu yukpa del occidente venezolano para sancionarlos acorde a lo establecido.

El informe de la ONU señala que la violencia en contra de los yukpas a manos de terratenientes es una consecuencia de la incapacidad del Gobierno para demarcar el territorio de la tribu e insta a que se acelere dicha demarcación.

Con información de http://www.survival.es/noticias/9715

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook