Compartir

Quien fuera embajador del Vaticano en EU afirma haber hablado con el papa Francisco hace 5 años sobre un cardenal “depredador”. El papa se negó a confirmar o negar el asunto

Infobae

Regeneración, 26 de agosto de 2018. El papa Francisco debe renunciar por la manera en que manejó las acusaciones de abuso sexual contra el cardenal estadounidense Theodore McCarrick, ya que a pesar de que hace cinco años supo del caso, no hizo nada y lo protegió hasta el final.

El papa Francisco se negó a confirmar o negar tales acusaciones al ser cuestionado por los medios a su regreso de Dublín, Irlanda.

Lo anterior son acusaciones que forman parte de un testimonio escrito por Carlo Maria Vigano, quien se desempeñó como nuncio apostólico (el equivalente a un embajador) en Estados Unidos, así como arzobispo retirado en 2016.

Señaló que personalmente habló con el jefe del Estado Vaticano hace cinco años sobre el caso del abuso sexual por parte de McCarrick, que hoy tiene 88 años de edad:

LEER MÁS:  Florence deja 4 muertos en EU, se degrada a tormenta tropical

“Él supo al menos desde el 23 de junio de 2013 que McCarrick era un depredador en serie. Aunque sabía que se trataba de un hombre corrupto, lo protegió hasta el final”, reveló Vigano.

Agregó que una denuncia por parte de un niño que fue abusado por Theodore McCarrick fue lo que orilló al papa Francisco a actuar en consecuencia:

“Fue hasta que se vio obligado por el reporte de abuso de un menor, nuevamente con base en la atención mediática, que él tomó medidas para salvar su imagen en los medios”, dijo Vigano.

Por lo anterior, y dado el encubrimiento de los cardenales y del mismo pontífice máximo, es que Vigano ha exigido la renuncia de todos ellos:

“El papa Francisco debe ser el primero en poner el ejemplo a los cardenales y obispos que ocultaron los abusos de McCarrick y renunciar junto con todos ellos”, exigió Vigano respecto al caso de este ex funcionario de la Iglesia católica que encabezó la Arquidiócesis de Washington.

LEER MÁS:  DIF Guanajuato devuelve Ciudad de los Niños a sacerdote

McCarrick tuvo que renunciar el mes pasado como consecuencia de la acusación de abuso sexual hacia un monaguillo, ante lo cual el sumo pontífice ordenó la inhabilitación para ejercer el ministerio católico en público.

Además de implicar al para Francisco, Vigano señaló al cardenal Donald Wuerl, quien sucedió a McCarrick en Washington, debido a que también estaba enterado de los reportes de abuso sexual que ya habían sido sancionados por el papa Benedicto XVI:

“El cardenal Wuerl, muy consciente de los continuos abusos cometidos por el cardenal McCarrick y las sanciones impuestas a él por el papa Benedicto, contraviniendo la orden del papa, también le permitió residir en un seminario en Washington”, acusó.

La gravedad del asunto, además de los abusos en sí mismos, es que la impunidad de la que gozó McCarrick “puso en peligro a otros seminaristas” que fueron expuestos a ser víctimas también.

El primero en responder a las acusaciones de Vigano fue Wuerl, quien emitió un comunicado de prensa en el que negó los dichos del exarzobispo:

LEER MÁS:  AMLO y fundación del papa Francisco acuerdan trabajar por los jóvenes

En el escrito afirmó que “no recibió documentación o información de la Santa Sede en específico sobre el comportamiento del cardenal McCarrick o de cualquiera de las prohibiciones sobre su vida y ministerio propuestas por el arzobispo Vigano”.

En el transcurso del vuelo que llevó al papa de regreso al Vaticano con motivo de su visita a Irlanda, los medios preguntaron al respecto y se limitó a decir:

“No voy a decir una palabra al respecto”.

Cabe señalar que en Bublín también tuvo un encuentro con víctimas de curas pederastas a quienes pidió perdón a nombre de la Iglesia Católica:

Con información de CNN, Reuters y EFE

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook