Periodistas mexicanos sólo se dedican hablar mal del país: Loret de Mola

    Este periodista mexicano cree que uno de los efectos de la llegada al poder de Donald Trump en EU, es que ha permitido el regreso del buen periodismo.

     

    donald trump

    Regeneración, 26 de marzo de 2017.- Loret de Mola recibirá el lunes de manos de Felipe VI el Premio Rey de España de Periodismo en su categoría de Televisión por el programa «Éxodo», sobre la crisis de refugiados sirios, emitido por la cadena Televisa.

    El espacio, de 50 minutos de duración, buscaba poner cara a los miles de desplazados que huyen de sus hogares en Siria como consecuencia de la guerra civil y del avance del grupo terrorista Estado Islámico.

    Este periodista además aseveró que en la actualidad el periodismo en México está «muy metido en sí mismo, en sus temas nacionales, en las cosas de un país que no termina de desarrollarse. Creemos que lo peor del mundo es lo que tenemos nosotros: los más pobres, los hambrientos, los más obesos, la mayor corrupción…».

    Este reportaje generó muchos comentarios en redes sociales y en otros medios, según el periodista, que está convencido de que la profesión pasa en México «por sus mejores momentos».

    Cabe recordar que el pasado jueves, fue asesinada la periodista de La Jornada, Miroslava Breach, en la capital de Chihuahua cuando salía de su domicilio. Las declaraciones del periodista de Televisa contrastan con el numero de periodistas asesinados en la administración de Enrique Peña Nieto, suman 30 en lo que va del sexenio.

    Aunque le cuesta agradecer algo a Donald Trump, Loret de Mola sonríe al admitir que el acceso a la Presidencia de Estados Unidos del magnate ha obligado al periodismo «a salir de su zona de confort y a regresar al reportero de libreta».

    Ello para subrayar la importancia de aspectos como la verificación de las fuentes y el combate a las «fake news («noticias falsas» en un término que Trump ha hecho popular), que encuentran en las redes sociales un caldo de cultivo».

    No se puede hablar mal

    Loret de Mola dice que los periodistas sólo se dedican a difundir cosas malas de México, pero si los haces, si hay graves consecuencias.

    En 2016, México se ubicó en el tercer lugar mundial de periodistas asesinados, sólo por detrás de Irak y Afganistán, según las cifras presentadas por la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Sin embargo, vale la pena destacar que estos países se encuentran bajo el terrorismo, conflictos armados y crimen organizado.

    Por su parte, la organización Reporteros Sin Fronteras, ubicó a México en el primer lugar de América Latina, sobre Guatemala y Honduras, como el país más mortífero para los medios de comunicación.

    Además, lo colocó en el puesto número 149 de 180 países para ejercer la libertad de prensa, según la clasificación mundial de esta organización.

    Con información de: El Universal