Compartir

En lo que va del sexenio de Peña Nieto, Castillo ha pasado por diversos cargos, sin embargo, en sus declaraciones patrimoniales siempre impide que se publiquen sus datos.

REV-ALFREDO-CASTILLO-SLIDER

Regeneración, 22 de agosto 2016.- En agosto de 2015, en su columna del periódico La Afición, Alfredo Castillo Cervantes, Director general de la Comisión Nacional de la Cultura Física y Deporte (Conade), escribió: “En México, nuestras federaciones han sido prácticamente inmaculadas en las últimas décadas. Viven del presupuesto público (salvo la Federación Mexicana de Futbol) y no reportan ningún resultado, salvo a sus agremiados. Cuando llegué a la Conade, las federaciones no habían comprobado casi 300 millones de pesos. Si no rendían cuenta de sus resultados, ¿por qué habrían de hacerlo con los recursos de los contribuyentes?”.

Si se sigue su declaración patrimonial –el máximo documento de la rendición de cuentas de los funcionarios públicos- Alfredo Castillo Cervantes no está interesado en la Transparencia propia. Motejado como “apagafuegos del sexenio” ha ocupado cuatro cargos de alta responsabilidad en lo que va del Gobierno de Enrique Peña Nieto. Y, presentada en ocho ocasiones, en su declaración patrimonial ha suscrito al final: “El servidor público no acepta hacer públicos sus datos patrimoniales”. Lo que Castillo Cervantes sí ha aceptado declarar es cómo ha crecido su currículum académico y laboral en los años en que ha trabajado bajo mando del Presidente Enrique Peña Nieto. Economía financiera, Derecho y Ciencias Políticas son las tres licenciaturas que expone; además de cursos y especialidades.

Primero, en diciembre de 2012, fue investido con el puesto de Subprocurador en la Procuraduría General de la República; después, ocupó la silla principal de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco); siete meses después, se fue a Michoacán como Comisionado de Pacificación y hoy -cuando concluyen los juegos olímpicos Brasil 2016- es Director general de la Conade. Por los cuatro cargos, Alfredo Castillo Cervantes ha percibido un aproximado a nueve millones 950 mil 504 pesos de ingreso bruto, según un cálculo basado en el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT) y los registros del Sistema Integral de Recursos Humanos y Nómina de la Secretaría de Gobernación (Segob). En ese tiempo, jamás ha declarado un bien patrimonial.

UN HOMBRE DE EXIGENCIAS

El perfil de Castillo Cervantes de político exigente con la rectitud empezó a notarse en febrero de 2013. La ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, había sido detenida por acusación de delitos de lavado de dinero. En el salón Independencia de la PGR, el entonces Procurador Jesús Murillo Karam informaba que en el Aeropuerto Internacional de Toluca por fin, Gordillo había sido aprehendida. El subprocurador tomó el micrófono. Luego, detalló la manera en que la ex dirigente  y sus colaboradores, Nora Guadalupe Ugarte Ramírez, Isaías Gallardo Chávez y José Manuel Díaz Flores, así como la empresa Gremio Inmobiliario El Provisor, habían realizado movimientos irregulares por más de dos mil 600 millones de pesos.

Ese cargo, Castillo Cervantes lo tuvo de diciembre de 2012 a mayo de 2013. Se le pagó tres millones 310 mil 41 pesos, según el Portal de Obligaciones y Transparencia (POT), que indica un sueldo bruto para ese cargo de 171 mil 41 pesos al mes.

Con 38 años de edad, Alfredo Castillo Cervantes fue removido de su puesto en la PGR para que ocupara la titularidad de la Profeco. El encargado de esa cartera, Humberto Benítez Treviño, otro hombre cercano al Presidente, estaba orillado a irse: su hija intentó clausurar un restaurante en la Colonia Roma porque le negaron una mesa.

Los siete meses que Castillo estuvo al frente de ese órgano arrojan un cúmulo de sanciones. Ordenó sellos de suspensión para 15 hoteles de las zonas de Polanco, Reforma Centro y Centro Histórico por prácticas abusivas. Aplicó una multa de 684 mil pesos en contra de McDonalds por tener leyendas inexactas en la Cajita Feliz. También resolvió imponer otro cobro de dos millones 33 mil pesos a la empresa Genomma Lab Internacional por el uso de “publicidad engañosa”.

En esos siete meses, le fue pagado un millón 356 mil 288 pesos.

Luego, al arrancar 2014, Michoacán se convirtió en un nervioso caleidoscopio. La tranquilidad para esa tierra se volvió un remoto recuerdo. El crimen organizado, como ente de mil cabezas, se esparcía. En los ranchos del estado se formaron los grupos de autodefensas y un rostro empezó a hacerse visible, el del médico José Manuel Mireles. La muerte arrasaba con miles de víctimas. Entonces, el Presidente Enrique Peña Nieto puso en el centro de las decisiones a Alfredo Castillo Cervantes con el puesto por decreto de Comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral.

Una de las acciones de Castillo Cervantes en Michoacán, fue desarmar a las autodefensas y erigirlas en una nueva forma legal llamada Fuerzas Rurales Estatales. Mientras él intentaba la paz, Mireles, fue aprehendido por elementos de la Procuraduría General de Justicias del Estado de Michoacán y fuerzas federales. Fue un gran operativo. Le decomisaron una camioneta Cherokee Jeep 2014 blindada color blanco; ocho armas largas, seis cortas, 11 cargadores, 213 municiones, cuatro bolsas con marihuana, una con cocaína y 30 mil pesos en efectivo. Le interrumpieron sus planes de tomar Morelia. Al presentarlo ante el juez, los agentes mostraron papeles que demostraban evasión de impuestos. Ya en prisión, lo raparon y le quitaron el bigote. Hasta la fecha, ahí sigue, en la cárcel.

En un año con una quincena, Alfredo Castillo Cervantes cobró dos millones 433 mil 854 pesos, según información de la Dirección General de Recursos Humanos de la Secretaría de Gobernación federal. No fue un sueldo despreciable en una tierra donde debido a la inestabilidad, muchas actividades económicas quedaron varadas.

Después, llegó a la Conade. Pidió, como lo indica su artículo en La Afición las cuentas de las federaciones de box, tiro con arco, atletismo y remo. Luego, como publicó sin embargo (http://www.sinembargo.mx/16-08-2016/3080872), les negó el apoyo financiero por falta de claridad. Así llegaron las Olimpiadas en Brasil. La delegación mexicana fue integrada por 125 deportistas, varios de ellos considerados aspirantes a ganar medallas. Pero faltó contundencia en los resultados y varias dudas surgieron en torno a la gestión de Castillo Cervantes. Sobre todo, ha pesado la denuncia de los mismos atletas de falta de apoyo. Cuando pasó a semifinales, a través de las redes sociales fue difundida una imagen del  pugilista Misael Rodríguez cuando se vio orillado a pedir dinero en el transporte público. Otra imagen fue difundida: la de Castillo Cervantes unido en un beso con su novia, en las gradas de un estadio de Río de Janeiro.

En la Conade, en 15 meses, Alfredo Castillo Cervantes ha percibido dos millones 850 mil 319 pesos.

Cuando llegó al Gobierno federal, Alfredo Castillo Cervantes ya tenía la confianza de Enrique Peña Nieto. El sobrenombre de “apagafuegos” lo ganó desde sus tiempos como Procurador General de Justicia del Estado de México (2010-2012) por resolver en forma mediática casos como los de la desaparición de la niña Paulette y los feminicidios en serie de Librado Legorreta, “El Coqueto”.

En total, desde el inicio de su carrera en el servicio público, Alfredo Castillo Cervantes ha presentado 14 veces su declaración patrimonial. En este cúmulo sólo puede apreciarse como bienes declarados el menaje de una casa que en 2007 le costó 400 mil pesos, así como una cuenta bancaria de 50 mil pesos que abrió el mismo año y de la que después, ya no se supo nada porque ya no se encuentra mención de ella.

También está declarada en el expediente ante SFP de Castillo Cervantes, la compra de cuatro vehículos Honda, Audi y dos Volkswagen. Los pagó al contado. Uno le costó 90 mil pesos, otro 165 mil pesos, otro 85 mil y uno más, 70 mil. Los compró en 2000, 2002 y 2001. En 2007, dijo que compró otro vehículo en 150 mil pesos.

VECES PRESENTADA: 14; BIENES INMUEBLES DECLARADOS: CERO

1.- 27 de mayo de 2002 (Asesor en la PGR): incluye su currículum laboral y destaca que fue aceptado en dos Maestrías, la de Políticas Públicas y Administración en el Centro de Investigación y Docencias Económicas y la de Ciencias Penales impartida por el Instituto Nacional de Ciencias Penales.

2.- 15 de noviembre de 2002 (Asesor de la PGR): incluye su currícula académica y laboral que hasta ese momento sólo tiene dos cargos de asesor, uno en la Subprocuraduría de Procedimiento Penales “B” y otro en la Subprocuraduría de Procedimientos penales C. Como logro laboral o académico destaca que se graduó por excelencia académica.

3.- 28 de mayo de 2003 (Asesor en la PGR): incluye su currículum laboral y añade cuatro vehículos de las marcas Honda, Audi y Volkswagen. Los pagó al contado. Uno le costó 90 mil pesos, otro 165 mil pesos, otro 85 mil y uno más 70 mil. Los compró en 2000, 2002 y 2001. Dice también que ese año, sus gastos de manutención ascendían a 160,000 pesos.

4.- 18 de marzo de 2004 (Asesor en la PGR).- No añade nada.

5.- 16 de abril de 2007 (Director de Área de la PGR).- Añade que el menaje de su casa le costó 400 mil pesos; pero no declara bien inmueble a su nombre. También dice que tiene una cuenta bancaria de 50 mil pesos. Dice que compró otro vehículo en 150 mil pesos.

6.- 14 de mayo de 2007 (Director de Área de la PGR).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Presenta su currícula académica y laboral.

7.- 16 de enero de 2013 (Subprocurador de la PGR).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Presenta su currícula académica y laboral.

8.- 17 de julio de 2013 (Procurador Federal del Consumidor).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Presenta su currícula académica y laboral.

9.- 16 de marzo de 2013 (Procuraduría Federal del Consumidor).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Añade cargos a su currículum laboral.

10.- 16 de marzo de 2014 (Procurador Federal del Consumidor).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Añade cargos a su currículum laboral.

11.- 21 de marzo de 2014 (Comisionado de paz en Michoacán; Segob).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Le añade cargos a su currículum laboral.

12.- 20 de marzo de 2015 (Comisionado Segob, de paz en Michoacán).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Le añade cargos a su currículum laboral.

13.- 1 de junio de 2015 (Director general de la Conade).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Declara que no tiene ningún posible conflicto de interés.

14.- 30 de mayo de 2016 (Director general de la Conade).- No acepta hacer públicos sus datos patrimoniales. Declara que no tiene ningún posible conflicto de interés.

Información original de Sin Embargo.

LEER MÁS:  Ana Gabriela Guevara anuncia que acatará el plan de austeridad que propone AMLO

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook