Compartir

Por Jenaro Villamil | Homozapping Arely Gómez

Regeneración, 1 de marzo 2015.-Al filo de las 23 horas del jueves 27 de febrero, el conductor de El Noticiario de Canal 2, Joaquín López Dóriga, asumió las funciones de vocero de la Presidencia de la República y anunció como un hecho el relevo de Jesús Murillo Karam de la Procuraduría General de la República (PGR) para irse a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), sustituyendo a Jorge Carlos Ramírez Marín, e informó que en su lugar “será designada mañana” la senadora con licencia Arely Gómez González Blanco, hermana de Leopoldo Gómez, jefe inmediato de López Dóriga y vicepresidente de Noticias de Televisa.

López Dóriga no citó a ninguna fuente del gobierno federal. Ni el vocero presidencial Eduardo Sánchez, ni el director de Comunicación Social, David López y menos el jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Aurelio Nuño, emitieron mensaje alguno para confirmar el anuncio de Televisa del primer gran enroque en el gabinete de Enrique Peña Nieto.

El anuncio de la próxima procuradora general, que deberá ser ratificada esta semana por el Senado, coincidió con el mismo proceso para elegir al próximo ministro de la Suprema Corte de Justicia, donde también Televisa juega como parte interesada.

De los tres aspirantes, los espacios informativos de Televisa han destacado a Eduardo Medina Mora, ex director del CISEN, ex procurador, ex embajador y amigo desde la infancia de otro potentado de la televisora: Bernardo Gómez, vicepresidente de la empresa, así como ex socio de Alejandro Quintero, creador de TV Promo y vicepresidente Corporativo de Comercialización, artífice del “Plan de Acción” para llevar a Enrique Peña Nieto a la presidencia de la República.

Seis horas antes del madruguete de López Dóriga, en el salón de sesiones del Senado, Arely Gómez formalizó su sorpresiva solicitud de licencia para irse como subprocuradora de Asuntos Jurídicos e Internacionales de la PGR, en lugar de Mariana Benítez Tiburcio, brazo derecho de Murillo Karam. Benítez se separó del cargo para irse como candidata a una diputación federal plurinominal por el PRI.

La senadora Gómez González Blanco fue despedida en medio de aplausos de todas las bancadas del Senado y prodigó su “amistad” a legisladores del PRI, PRD, PAN y a los integrantes de la Comisión de Transparencia, que ella presidió.

“Sin duda, lo que acabo de oír en el gran aplauso que le dieron a mi compañera, hizo amistad con todos los grupos parlamentarios: con el PT, con el Partido Verde Ecologista, con el PRD, con el PAN y, desde luego, hizo amistad con mis compañeras y compañeros de mi partido”, presumió Emilio Gamboa Patrón, coordinador de la bancada del PRI.

Gamboa Patrón llenó de elogios a su correligionaria por “tu sonrisa, tu sencillez, tu amabilidad, tu trabajo serio y responsable” y afirmó que Arely Gómez sabría enfrentar la “enorme responsabilidad” que asumiría.

Las Diferencias en Los Pinos

El largo silencio oficial frente a la “exclusiva” de Televisa fue la consecuencia de una disputa soterrada en el primer círculo de Los Pinos por la diferencias en el nombramiento de Arely Gómez y lo que se consideró un movimiento “que acarreará muchas críticas” por sus vínculos precisamente con la empresa de Azcárraga Jean.

El argumento principal de quienes defendieron el nombramiento de Gómez, encabezados por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, es que respondía a la necesidad de tener vínculos con la televisora para difundir información de posturas y adversarios al gobierno de Peña Nieto.

El jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, manifestó su inconformidad con este relevo y con la pretensión de utilizar a Arely Gómez como “filtradora” de expedientes delicados de personajes políticos, según información y testimonios entregados a Proceso.

Las diferencias en el “primer círculo” de Los Pinos sobre el futuro de Murillo Karam al frente de la PGR se agudizaron desde la semana pasada. El titular de la Subprocuraduría Especializada en Investigación y Delincuencia Organizada (SEIDO), Hugo Ruiz Reynaud envió un equipo a la Unidad de Inteligencia Financiera y a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para investigar la salida de 2,700 millones de pesos del país por el fraude de Ficrea. Esta operación se realizó sin avisar al titular de la Secretaría de Hacienda.

La consecuencia de esta investigación fue la sustitución de Ruiz Reynaud por Abraham Eslava Arvizu, al tiempo que la otra subprocuradora Mariana Benítez Tiburcio abandonó su cargo para irse a una candidatura a diputada federal por el PRI. Las cinco subprocuradurías de la PGR quedaron así con “encargados de despacho” y el equipo de Murillo Karam prácticamente desmantelado.

La propuesta de nombrar a la senadora priista Arely Gómez como relevo de Murillo Karam surgió del propio titular de Hacienda, confirmaron las fuentes consultadas por Proceso.

Las diferencias sobre este cambio estratégico en el equipo de Peña Nieto coincidieron con las “filtraciones” y rumores sobre la salida de algunos de sus colaboradores para integrarse a las listas de los 200 candidatos del PRI a las 5 circunscripciones plurinominales.

En distintas columnas periodísticas se mencionó al propio jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, como candidato plurinominal, rumor que fue negado por el propio funcionario.

Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu, abandonó la Sedatu para irse como candidato a diputado federal. Ahí decidió enviar Peña Nieto al procurador Murillo Karam. Otro enroque es el del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quien sustituirá a Eduardo Medina Mora como embajador de México en Estados Unidos. Al frente de la Secretaría de Economía, se mencionó a José Calzada, ex gobernador priista de Querétaro.

Hasta antes de las 15 horas del viernes 27 de febrero no había ninguna posición oficial del vocero de la presidencia de la República sobre estos cambios que se ventilaron en Televisa y en distintos medios impresos.

A las 17 horas del mismo día la Mesa Directiva del Senado turnó a la Comisión de Justicia la propuesta enviada por el Ejecutivo federal para designar a Arely Gómez como titular de la PGR.

El comunicado del Senado afirmó que “en un oficio de la Subsecretaría de Enlace Legislativo y Acuerdos Políticos de la Secretaría de Gobernación, se recuerda que, de acuerdo a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, corresponde al titular del Ejecutivo federal la facultad de hacer esta designación”.

“La recepción de los documentos y el correspondiente turno a Comisiones serán informados al Pleno del Senado de la República durante su próxima sesión ordinaria”, es decir, hasta el martes 3 de marzo.

Los Aspirantes de Televisa en el Senado

Arely Gómez durante la sesión del pasado 26 de febrero en la que pidió licencia como Senadora.

De acuerdo a la misma ley orgánica, le corresponde al Senado ratificar la propuesta del Ejecutivo federal para encabezar la PGR, así como elegir por dos terceras partes de los votos al próximo ministro de la Suprema Corte de Justicia, donde compiten tres candidatos: los magistrados Horacio Armando Hernández Orozco y Felipe Alfredo Fuentes Barrera y el ex embajador Eduardo Medina Mora.

Poco antes que los senadores despidieran a Arely Gómez en el salón de plenos, Medina Mora visitó el recinto legislativo para cabildear en la bancada del PRI. Sostuvo un encuentro de diez minutos con Emilio Gamboa Patrón y ninguno de los integrantes de la bancada realizó declaraciones públicas.

El mejor cabildeo a favor de Medina Mora ha venido de la propia televisora. El vínculo entre el ex embajador de México en Gran Bretaña y Estados Unidos proviene desde su participación en el Consejo de Administración con funcionarios de Televisa en la empresa Crea TV, en 1999, dedicada a “la producción y desarrollo de espectáculos y eventos artísticos de cualquier índole”.

Medina Mora es amigo personal de Alejandro Quintero Iñiguez, ex vicepresidente Corporativo de Comercialización del consorcio, y hasta promovió con él la construcción de una capilla guadalupana en la iglesia San Patricio, en Londres, durante su paso como embajador en Gran Bretaña (ver Proceso, No. 1999).

Medina Mora operó siempre a favor de los intereses del consorcio desde que fue titular del Cisen en el gobierno de Vicente Fox. El trataba los asuntos más delicados con Televisa y TV Azteca, saltándose de esta función al entonces subsecretario de Normatividad de Medios, José Luis Durán.

Jugó un papel fundamental en el “decretazo” de 2002, para favorecer a Televisa con la eliminación de los tiempos fiscales de 12.5 por ciento. Convenció al entonces titular de la Secretaría de Gobernación, Santiago Creel, de abandonar las negociaciones que se realizaron entre 2001 y 2002 para reformar la Ley Federal de Radio y Televisión y favorecer al duopolio televisivo. Medina Mora fue fundamental para el encuentro entre Bernardo Gómez, entonces presidente de la CIRT, y la primera dama Marta Sahagún.

Como procurador general de la República en la primera mitad del sexenio de Felipe Calderón, Medina Mora tuvo como secretaria particular a Jessica de la Madrid, operadora de Alejandro Quintero en TV Promo y quien sostuvo una relación sentimental con Enrique Peña Nieto.

Su paso por la PGR, así como su papel como embajador en Londres y en Washington reforzó los vínculos de Medina Mora con otro de sus viejos conocidos y amigos: el ex presidente Carlos Salinas de Gortari. Su integración al gabinete de Calderón fue en retribución al papel del ex presidente en la campaña del 2006 y su influencia en Televisa.

Medina Mora también fortaleció su relación con Peña Nieto desde que el actual presidente de la República era gobernador del Estado de México. En 2007, como titular de la PGR, Medina Mora designó a Alberto Bazbaz Sacal como director de Control de Procesos Penales. Bazbaz saltaría de esa posición a ser procurador del Estado de México, tristemente recordado por su papel en el caso de la niña Paulette. Bazbas fue defensor de Raúl Salinas de Gortari y le tocó investigar el crimen de Enrique Salinas de Gortari, en diciembre de 2004.

El actual consejero jurídico de la presidencia, Humberto Castillejos, es también cercano a Eduardo Medina Mora.

Arely Gómez González Blanco es hermana de Lepoldo Gómez, vicepresidente de Noticias del consorcio televisivo. Ambos son nietos del ex gobernador de Chiapas, Salomón González Blanco y primos de Patrocinio González Garrido, a quien le estalló el conflicto de Chiapas en 1994, como efímero secretario de Gobernación en el sexenio de Carlos Salinas.

Egresada de la Universidad Anáhuac, Arely Gómez desarrolló una larga carrera en el Poder Judicial como secretaria de Estudio y Cuenta en la Primera Sala del Tribunal Fiscal de la Federación, secretaria particular de la presidencia de la Suprema Corte de Justica y del Consejo de la Judicatura, de 2003 a 2004.

Televisa la apoyó infructuosamente para integrarse como consejera electoral del Instituto Federal Electoral tras las polémicas elecciones presidenciales del 2006. Calderón la designó en 2007 como titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) en la PGR, bajo las órdenes de Medina Mora.

El 1 de julio de 2010, a 3 días de las elecciones para gobernador en 12 entidades, Arely Gómez renunció a la Fepad, “para permitir que se designe a un titular más cercano al paradigma de políticas públicas que desea el Ejecutivo federal”, según afirmó en su carta de renuncia.

El vocero de la PGR, Ricardo Nájera, atribuyó la salida abrupta de Arely Gómez como resultado de “diferencias de criterio” sobre el manejo de la fiscalía. Un lustro después, Gómez retorna de manera abrupta a la PGR, pero ahora como su titular.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook