Compartir

Migrantes serán apoyados, aseguró Claudia Sheinbaum. Con relación al recorrido de la Caravana Migrante, indicó que “es una misión de solidaridad frente a situaciones adversas”

Regeneración, 19 de octubre de 2018. La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum Pardo, dio un mensaje tras la llegaba de la Caravana Migrante a territorio mexicano.

Aseguró que es una “misión de solidaridad frente a necesidades adversas”.

Aseguró que el apoyo que puedan dar será sin afectar los derechos laborales de quienes viven en la capital.

Durante el acto donde presentó a Soledad Aragón como la próxima secretaria del Trabajo y Fomento al Empleo, explicó que será la administración de Andrés Manuel López Obrador quien determine el apoyo para los migrantes.

Claudia Sheinbaum, recordó que la Ciudad de México la capital de México es santuario para migrantes.

“La Ciudad se declaró hace un tiempo como Ciudad Santuario y la vamos a mantener y fortalecer”, declaró en el evento.

En el caso de la caravana tenemos que ver, dijo, e informó que el asunto lo atiende de parte del Gobierno federal Marcelo Ebrard.

La jefa de gobierno electa de la Ciudad de México informó que ya tuvo comunicación con Ebrard “para ver cuáles han sido las condiciones del gobierno federal”.

El objetivo es “ver cómo se ofrecen condiciones para los migrantes en la Ciudad de México”, destacó Claudia Sheinbaum.


Caravana Migrante en la frontera de México con Guatemala (VIDEO)

Integrantes de la Caravana Migrante, rompen el cerco de la Policía Federal y empiezan a entrar al país.

Regeneración, 19 de octubre del 2018.-Alrededor de cuatro mil migrantes huyeron de la pobreza y la violencia en Honduras con la esperanza de llegar a los Estados Unidos, a pesar de las repetidas advertencias del presidente Donald Trump de que enviaría al ejército de los Estados Unidos para detenerlos.

LEER MÁS:  Estrategia para una Ciudad de México segura y en paz

La caravana llegó a la frontera en el sur de México este viernes. Lograron abrir las puertas de la frontera México-Guatemala, ingresando a territorio nacional donde a escasos metros ya los esperaba un contingente de 400 policías federales en un primer retén.

Ya en territorio mexicano, los migrantes tiraron las vallas metálicas, las cuales fueron arrojadas hacia el río Suchiate.

En su intento por seguir avanzando los migrantes se enfrentaron con la fuerza policiaca mexicana.

En los hechos se lanzaron piedras, provocando algunos heridos tanto de los policías como de los hondureños.

Tras varios minutos de tensión, la Policía Federal contuvo a los migrantes instándolos a calmar los ánimos.

A través del altavoz, el comisionado de la Policía Federal, Manelich Castilla, les pidió mantener la calma.

El comisionado aseguró a lo migrantes que se les permitirán el paso, en grupos de 10 personas y con sus documentos en regla.

Entretanto, el propio comisionado de la policía federal dialogó con una líder de los hondureños, a quien le explicó que lo que el gobierno mexicano quiere es que su ingreso a territorio nacional sea de forma ordenada y siguiendo los protocolos en la materia.

LEER MÁS:  Alejandro Encinas anuncia que el INM se renovará completamente
A su vez, la vocera de los hondureños convocó a sus paisanos a detener la ola violenta en contra de la policía, porque, dijo:

“Compañeros, la Policía Federal nos invita a ingresar de manera ordenada y nos ofrece un albergue”.

Y agregó: “ellos pueden proceder en contra nuestra, por lo que los invito a dejar de dejar la violencia”.

El llamado de la dirigente hondureña, permeó en sus paisanos quienes dejaron de lanzar todo tipo de objetos.

Los migrantes mantienen diálogo permanente con las autoridades.

Asimismo, el comisionado añadió que se aplicarán estrategias para trasladarlos a albergues en tanto se define su situación y se le permite el paso.


Ese Camino llamado humanidad

Por Ramiro Padilla Antondo

En Centroamérica hay una crisis de violencia derivada de las políticas fallidas de Estados Unidos en la región.

LEER MÁS:  AMLO podría recibir a migrantes en CDMX, revela alcalde de Pijijiapan

Hay una guerra no declarada de la cual se deriva la crisis migratoria. Pero hay quienes piensan que no deberían huir.

Pensemos por un momento en los desplazados por el narco.

Son casos muy parecidos.

Se ha dicho de siempre que la política exterior de los norteamericanos es una política torpe y provinciana.

Obama deportó a los mexicanos en números que rebasan a muchos de sus antecesores juntos.

Sin embargo era carismático.

Ahora pensemos en nosotros que hemos sufrido las políticas norteamericanas por ya más de un siglo.

¿Son acaso los centroamericanos menos humanos que nosotros?

¿Somos capaces de tener empatía ante un fenómeno tan complejo como este?

Los gringos juegan al De Tin Marín con las tragedias de los demás y encima hay quienes les aplauden.

Ahora, si los gringos no hubiesen mandado su Ejército a Centroamérica en los 80, no tuviesen que amenazar con enviarlo a su frontera ahora.

Y a nosotros nos falta un largo camino.

Ese camino llamado humanidad.

Y una poca de vergüenza.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook