Colombia: decomisan aguacates con cocaína dentro, sin pista de cómo

Colombia, casi media tonelada de cocaína fue decomisada. Se hallaba al interior de aguacates perfectamente sellados en lugar de la semilla. Asombro

Colombia, enervantes en semilla de aguacate
Colombia, enervantes en semilla de aguacate

Regeneración 6 de marzo del 2020. Colombia comenta en redes sociales el asombro por el hallazgo de enervantes dentro de aguacates totalmente sellados. Se trata de cocaína encapsulada que sustituye al hueso de dicho fruto.

Y es que en las redes sociales circuló un video en el que se muestra una operación policial, muy especial.

Se muestra la inspección de un cargamento de aguacate Hass, en cuyas cajas contenedoras puede leerse «Hecho en Colombia».

Al ser abierto un ejemplar de aguacate se muestra un plástico con cocaína y que simula ser el hueso de un aguacate.

Se trata de una acción de los agentes de la Policía Metropolitana de Santa Marta, en Magdalena, Colombia.

Tal como se comenta en redes sociales el aguacate está sellado y nadie ha entendido cómo lo lograron que quedara perfectamente cerrado.

La acción a cargo del Grupo Inteligencia de Antinarcóticos de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

Las declaraciones de la policía

«Esta operación se ha lanzado en un ambiente interinstitucional con el fin de contrarrestar las economías criminales…»

«…,que tanto daño le están haciendo a nuestro país…2

«…, y con esta incautación se da un duro golpe a las organizaciones criminales transnacionales del narcotráfico».

Lo anterior fueron las declaraciones del comandante de la Policía Metropolitana de Santa Marta, coronel Oscar Solarte, a Caracol Radio.

LEER MÁS:  Horror, Calderón pedía denunciar narcos ante García Luna

La droga, según la Policía, tenía como destino Bélgica.


22 de noviembre del 2019: Colombia cierra fronteras y ciudad de Cali declara toque de queda
Manifestantes marcharon bajo la lluvia frente al congreso de Colombia, agitando pancartas que decían “contra políticas neoliberales de Duque”

Regeneración, 22 de noviembre de 2019. Cientos de miles en Colombia salieron a las calles en una huelga nacional en contra del impopular presidente Iván Duque Manifestantes y se iniciaron enfrentaron con la policía antidisturbios y bloquearon vías.

Aunque mayormente pacíficas, las protestas se volvieron violentas en algunos momentos críticos.

Los manifestantes rompieron ventanas, bloquearon calles y arrojaron piedras a los policías con equipo antidisturbios.

Las autoridades de Colombia dijeron que la fuerza pública había controlado la situación, pero que 28 oficiales y 8 manifestantes resultaron heridos durante el día.

Se estima que 207 mil personas participaron en unas 300 manifestaciones y protestas en todo el país, dijeron las autoridades.

El alcalde de Cali, la tercera ciudad más grande del país, declaró el toque de queda esta noche.

En Bogotá, Colombia, los manifestantes marcharon bajo la lluvia hacia la plaza frente al congreso de Colombia, agitando pancartas que decían “contra las políticas neoliberales de Duque”,

LEER MÁS:  Arrecian protestas en Minneapolis por asesinato de George Floyd
O “los estudiantes no son terroristas” y “marcho por la paz”.

Al caer la tarde, las multitudes se habían dispersado en gran medida, después de que la policía disparara gases lacrimógenos en la plaza.

El senador opositor Gustavo Petro, quien perdió las elecciones contra Duque el año pasado, pidió una extensión de las protestas, previstas para un día, después del “sabotaje del gobierno a la marcha en Bogotá”.

Los organizadores inicialmente convocaron a la huelga para presionar a Duque, en medio de los planes de su gobierno de reformar las leyes laborales y de pensiones.

Pero se ha transformado en un rechazo general a su administración, al que se han unido grupos desde controladores de tráfico aéreo hasta instructores de yoga.

Fronteras cerradas

El gobierno de Colombia indicó que cerrará las fronteras y permitirá que las autoridades locales tomen medidas como imponer toques de queda para controlar la violencia.

En respuesta, Duque, de 43 años, defendió su historial y ofreció “escuchar a todas las comunidades a través de un diálogo permanente”.

Su oficina también pasó a la ofensiva, describiendo muchas de las quejas de los organizadores de la huelga en Colombia como mitos.

Además publicó videos que yuxtaponen imágenes de protestas violentas con las de personas trabajando felizmente, instando a los colombianos a “construir, no destruir”.