Compartir

INBA presenta 36 obras de estudiantes de arte de 20 a 51 años de edad con Síndrome de Down

Regeneración, 27 de julio de 2018.- Un total de 36 obras realizadas por estudiantes con Síndrome de Down de la Escuela Mexicana de Arte Down, que contiene calidad y colorido, conforma la muestra “Manantial de Amor”, que se inauguró hoy en la Sala “Adamo Boari” del Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México.

Lidia Camacho, directora general del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), mencionó, durante el recorrido por la exposición, que es muy importante abrir espacios a este tipo de proyectos.

“El INBA siempre ha estado interesado de manera puntual en el tema de la inclusión en las artes, como la reciente convocatoria del Conservatorio Nacional de Música que se llama “Piano para Todos” y también da cabida a estas personas”, señaló la funcionaria cultural.

También adelantó que en el mes de septiembre arrancará una maestría en Desarrollo de Proyectos Inclusivos en el Arte, que será la primera de este tipo que se dará en el país.

Camacho abundó que el resultado ha sido extraordinario, pues tuvieron 76 solicitudes, que son bastantes, y por lo tanto no se puede atender a este número de personas en una sola generación, per “nos da mucho gusto el interés que existe en nuestra sociedad de poder servir a la comunidad”.

Daniel Pérez, curador y maestro, relato que estuvieron trabajando durante unos meses: “Fuimos a la fundación directamente a realizar las obras y a la escuela”.

“Para nosotros fue un verdadero descubrimiento ver que estaba sucediendo esto en la Ciudad de México y que existía una escuela dedicada especialmente a trabajar con personas con Síndrome de Down y que abarcan principalmente las artes plásticas”, dijo.

Una exposición completa y de gran colorido que plasma el talento de las y los alumnos que van de los 20 a los 51 años de edad.

Cada uno ofrece una propuesta en sus manifestaciones artísticas como paisajes, animales, casas, familiares y obra abstracta.

La muestra incluye piezas como “Plaza de toros”, de Rubén Larios; “Camino a la escuela”, de Daniel Oseguera; “Elefante”, de Jacqueline Méndez; “Ciudad”, Armando Robles.

También “Jarrones”, de Lorena Vélez; “Puerta morada”, de Christian Silva; y “Mujer dormida”, de Lucio Palacios, entre otras.

El INBA, en colaboración con la Fundación John Langdon Down, presenta esta exposición.

La Fundación John Langdon Down fue creada hace 46 años por Sylvia G. Escamilla, y está dedicada a ofrecer atención educativa, médica y sicológica a niños, jóvenes y adultos con Síndrome de Down. Con información de Notimex

¿Qué es el Síndrome de Down?

Es un trastorno genético que se origina cuando la división celular anormal produce una copia adicional total o parcial del cromosoma 21.

Este material genético adicional provoca los cambios en el desarrollo y en las características físicas relacionados con el síndrome de Down.

 El síndrome de Down varía en gravedad de un individuo a otro, y provoca incapacidad intelectual y retrasos en el desarrollo de por vida.
Es el trastorno cromosómico genético y la causa más frecuente de las discapacidades de aprendizaje en los niños. También suele ocasionar otras anomalías médicas, como trastornos digestivos y cardíacos.

Una mejor comprensión del síndrome de Down e intervenciones tempranas pueden incrementar mucho la calidad de vida de los niños y de los adultos que padecen este trastorno, y los ayudan a tener vidas satisfactorias.

Síntomas

Todas las personas con este síndrome son diferentes —los problemas intelectuales y de desarrollo oscilan entre leves, moderados y graves—.

Algunas personas son sanas, mientras que otras tienen problemas de salud importantes, como defectos cardíacos graves.

Los niños y los adultos con síndrome de Down tienen un aspecto facial definido.

Si bien no todas las personas con síndrome de Down tienen las mismas características, algunas de las más frecuentes son las siguientes:

  • Rostro aplanado
  • Cabeza pequeña
  • Cuello corto
  • Lengua protuberante
  • Párpados inclinados hacia arriba (fisuras palpebrales)
  • Orejas pequeñas o de forma inusual
  • Poco tono muscular
  • Manos anchas y cortas con un solo pliegue en la palma
  • Dedos de las manos relativamente cortos, y manos y pies pequeños
  • Flexibilidad excesiva
  • Pequeñas manchas blancas en la parte de color del ojo (iris) denominadas «manchas de Brushfield»
  • Baja estatura

Los bebés con síndrome de Down pueden ser de estatura promedio, pero, por lo general, crecen más lentamente y son más bajos que los niños de la misma edad.

Discapacidades intelectuales

La mayoría de los niños con síndrome de Down tienen deterioro cognitivo de leve a moderado. Presentan retrasos en el lenguaje y problemas de memoria a corto y largo plazo.

Causas

Las células humanas generalmente contienen 23 pares de cromosomas. Un cromosoma en cada par proviene de tu padre, el otro de tu madre.

El SD se genera cuando se produce una división celular anormal en el cromosoma 21.

Estas anomalías en la división celular provocan una copia adicional parcial o total del cromosoma 21.

Este material genético adicional es responsable de los rasgos característicos y de los problemas de desarrollo del SD.

Cualquiera de estas tres variaciones genéticas puede causar SD:

  • Trisomía 21. Aproximadamente en el 95 por ciento de los casos, el SD tiene origen en la trisomía 21: la persona tiene tres copias del cromosoma 21 en lugar de las dos copias habituales, en todas las células. Esto sucede por la división celular anormal durante el desarrollo del espermatozoide o del óvulo.
  • Síndrome de Down mosaico. En esta forma poco frecuente de SD, solo algunas células de la persona tienen una copia adicional del cromosoma 21. Este mosaico de células normales y anormales ocurre por la división celular anormal después de la fertilización.
  • Síndrome de Down por translocación. El SD también puede ocurrir cuando parte del cromosoma 21 se une (transloca) a otro cromosoma, antes o durante la concepción. Estos niños tienen las dos copias habituales del cromosoma 21, pero también tienen material genético adicional del cromosoma 21 unido a otro cromosoma.

No se conocen factores de conducta o ambientales que provoquen el SD.

¿Es hereditario?

La mayoría de las veces, el SD no es hereditario.

Se produce por un error en la división celular en las primeras etapas del desarrollo del feto.

El SD por translocación se puede transmitir de padres a hijos.

Sin embargo, solamente alrededor del 3 al 4 por ciento de los niños con SD tienen translocación, y solo algunos de ellos lo heredaron de uno de sus padres.

Cuando se heredan translocaciones equilibradas, la madre o el padre tienen parte del material genético del cromosoma 21 reordenado en otro cromosoma, pero no tienen material genético adicional.

Esto quiere decir que no tienen signos ni síntomas de SD, pero pueden pasar la translocación desequilibrada a sus hijos y provocar que tengan SD.

Factores de riesgo

Algunos padres tienen mayor riesgo de tener un bebé con SD. Los factores de riesgo son:

  • Edad avanzada de la madre. Las probabilidades de una mujer de dar a luz a un niño con SD aumentan con la edad porque los óvulos más antiguos tienen más riesgo de división cromosómica inadecuada. El riesgo de una mujer de concebir un hijo con SD aumenta después de los 35 años. Sin embargo, la mayoría de los niños con SD nacen de mujeres menores de 35 años porque las mujeres más jóvenes tienen muchos más hijos.
  • Ser portadores de la translocación genética para el síndrome de Down. Tanto hombres como mujeres pueden transmitir la translocación genética para el SD a sus hijos.
  • Haber tenido un hijo con SD. Los padres que tienen un hijo con SD y los que tienen una translocación tienen un mayor riesgo de tener otro hijo con este trastorno. Un asesor en genética puede ayudar a los padres a comprender el riesgo de tener otro hijo con SD.

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook