Compartir

Al menos 13 médicos fueron despedidos por atender heridos durante las protestas contra el gobierno de Nicaragua. Población de León se moviliza

Regeneración, 27 de julio del 2018. Al menos 13 médicos del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello fueron despedidos en Nicaragua “por haber atendido a los heridos en ataques armados” durante las manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega, así lo denunció el movimiento cívico Articulación Leonesa.

El grupo de médicos está integrado por pediatras, cirujanos y especialistas en ortopedia, anestesiología y oncología.

La Articulación Leonesa vinculó los despidos con la directora del hospital, Lejarza Vargas, por “ordenar al personal médico del hospital que no atendiera a los protestantes heridos”.

Denuncias que han sido reflejadas en un informe oficial por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Directora del hospital también fue denunciada porque supuestamente “les cerró las puertas a los estudiantes de Medicina que querían pasar porque los paramilitares y las turbas orteguistas se estaban metiendo a maltratarlos” durante las protestas del 19 de abril pasado.

LEER MÁS:  Por represor impugnan medalla para Patrocinio González en Chiapas

Además, la coalición afirmó que de estos médicos “algunos, que ya estaban en sus puestos de trabajo, fueron sacados con lujo de violencia” por la seguridad del hospital; según publicó Venepres.

Pobladores de la ciudad de León, noroeste de Nicaragua, protestaron hoy contra el presidente Daniel Ortega, esta vez por el despido de decenas de médicos estatales que atendieron a manifestantes que resultaron heridos en ataques del Gobierno contra la población, desde abril pasado.

En el relato de El Gráfico, se señala que Cientos de habitantes de León, a 97 kilómetros al noroeste de Managua, salieron a las calles para mostrar su respaldo a los médicos que fueron despedidos del Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), propiedad del Estado.

LEER MÁS:  PAN legislará uso de la fuerza contra opositores a obras

Tanto el movimiento cívico Articulación Leonesa, como el Movimiento Estudiantil 19 de Abril UNAN-León, reportaron que entre 30 y 40 médicos fueron echados del hospital estatal.

Algunos de los médicos afectados, que no brindaron sus nombres por temor a represalias, afirmaron que fueron despedidos “por terroristas, por atender a los manifestantes heridos”.

La prohibición a la atención de los manifestantes heridos es una violación a los derechos humanos por parte del Gobierno de Nicaragua que ya ha sido denunciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Los médicos afectados advirtieron que el departamento (provincia) de León podría enfrentar una emergencia sanitaria, ya que el Heodra se quedó sin especialistas en oncología, neumología, infectología, entre otros.

La polémica se da en medio de una crisis que ha dejado entre 295 y 448 muertos en manifestaciones contra Ortega desde el 18 de abril pasado.

LEER MÁS:  Hidalgo: Gobernador ordena reprimir a Morena; diputada electa en hospital

Tanto la CIDH, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), han responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por “asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país”, pero el Gobierno nicaragüense lo niega.

Nicaragua está sumergida en la crisis más sangrienta desde la década de los años de 1980, también bajo la presidencia de Ortega.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, iniciaron en abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra. Con información de EFE.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook