Frente de Pueblos de Atenco detiene obras de autopista del nuevo aeropuerto

Atenco240416

Pobladores de San Salvador Atenco frenaron las obras de la nueva autopista Pirámides-Texcoco que forma parte del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México.

Regeneración, 24 de abril de 2016. Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, detuvieron las obras de construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, la cual forma parte del equipamiento del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM); además obligaron a los trabajadores a retirar la maquinaria, herramientas y material de los ejidos de Tocuila.

Los campesinos advirtieron que mantendrán un campamento en los ejidos de este municipio para evitar que sigan los trabajos de la autopista; denunciaron que las obras son ilegales pues cuentan con un amparo para evitar que se realice cualquier trabajo de construcción en esas tierras.

La mañana de ayer los campesinos del FPDT, junto con un grupo de estudiantes, recorrían los ejidos para quitar las estacas colocadas por topógrafos en el trazo de la autopista, cuando se percataron que trabajadores descargaban cascajo de varios camiones de volteo, tendían una malla metálica y tela negra por el trazo que recorrerá la vía.

En ese momento, portando machetes, los atenquenses detuvieron las obras que comenzaron la noche del viernes en los ejidos de Tocuila, colindantes con la autopista Peñon-Texcoco, donde ya estaban tendidos más de 400 metros de tela-malla y cascajo para la cimentación de la vialidad.

LEER MÁS:  Exigen #JusticiaParaAnaPaola, menor asesinada en Nogales, Sonora

Por esa situación los ejidatarios retuvieron cuatro máquinas, entre ellas un trascabo y una aplanadora, además de que impidieron que unos 15 camiones de volteo depositaran más cascajo en los predios.

Durante varios minutos hubo riesgo de enfrentamiento entre ejidatarios y trabajadores; sin embargo, éstos últimos, que dijeron pertenecer a la concesionaria Pinfra decidieron retirar la maquinaria y parte del material desplegado; poco más de 200 grandes rollos de material.

“Quitábamos las estacas cuando observamos que camiones de volteo y trabajadores invadieron los ejidos. Lo que hicimos fue parar las obras de inmediato, pero vamos a instalar un plantón como el que ya tenemos en los cerros de Huatepec y Tepezingo, afirmó Ignacio del Valle Medina, líder del FPDT.

El ejidatario y activista advirtió que la autoridad federal incurre en la ilegalidad, porque tenemos un amparo y pudimos llevarnos el material e incendiar las máquinas, nada nos cuesta, pues están invadiendo nuestro territorio; vienen a provocarnos, pero no queremos enfrentamientos, sólo respeto a nuestro territorio.

Atenco2

Conexión con el NAICM

La autopista Pirámides-Texcoco prevé conectar las autopistas México-Piramides y Peñón Texcoco, así como el corredor México-Tuxpan con el NAICM. La Federación empezó a construir la vía Pirámides-Texcoco hace casi dos años. En septiembre de 2015 abrió a la circulación el primer tramo de cuatro kilómetros; sin embargo, falta por edificar 13 kilómetros, los cuales se prevé que atraviesen los ejidos de Tocuila, la Magdalena, Francisco I Madero, Atenco, Acuexcomac y Nexquipayac.

LEER MÁS:  Nombran 'Covid' a tigre recién nacido en zoológico de Veracruz

Afectaciones en Neza

La construcción del NAICM impactará los servicios públicos de los habitantes de Nezahualcóyotl, pero hasta la fecha el gobierno federal no ha tomado en cuenta al municipio en la mejora de su infraestructura urbana, acusó el alcalde perredista, Juan Hugo de la Rosa.

Explicó que incrementará el tránsito vehicular, la recolección de desechos urbanos y domésticos, será rebasada la capacidad de la red hidráulica; no obstante los recursos millonarios del megaproyecto sólo contemplan obras en los terrenos del ex Lago de Texcoco y ninguna acción para este municipio, cuyo territorio colinda con los terrenos donde se edifica la nueva terminal área.

El alcalde exhortó al gobierno federal a voltear los ojos a Nezahualcóyotl y aplicar programas para resolver el confinamiento final de la basura, sustituir la red hidráulica para reducir el riesgo de inundaciones y abastecer agua, además de un programa de transporte masivo de pasajeros.

En un comunicado, el presidente del CDHZL José Antonio Lara Duque aseguró que “este tipo de incursiones ha sucedido también en otras regiones de Atenco”.

Incluso, alertó que los defensores de la tierra del pueblo aledaño Nexquipayac, miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, contaron que ayer “acudieron topógrafos a sus tierras ejidales para realizar labores de demarcación”.

El defensor de los derechos humanos explicó que los pobladores de Atenco han obtenido varios recursos legales que obligan al Estado mexicano a proteger y respetar sus tierras y su integridad, en tanto no se resuelvan de forma definitiva.

LEER MÁS:  Greta Thunberg anuncia seminario #TalksForFuture en línea

Detalló que entre ellos se encuentran el proceso 514/2014 seguido ante el juez V de Distrito en el Estado de México, el expediente 14/2015 ante el juez IX de Distrito del Estado de México y el 796/2015 ante el Primer Tribunal Colegiado del Segundo Circuito.

Lara Duque recordó que el pueblo de San Salvador Atenco “es mundialmente conocido” por su resistencia desde 2001 con el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, ante el intento de expropiación de sus tierras para construir el nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México, durante la presidencia del panista Vicente Fox Quesada.

Agregó que el decreto de expropiación emitido por el expresidente fue derogado en el 2002 debido a su resistencia. No obstante, los manifestantes fueron “brutalmente” reprimidos el 4 de mayo de 2006, cuando Peña Nieto era gobernador del Estado de México, con un operativo de la entonces Policía Federal Preventiva y la policía estatal.

En la acción policiaca Alexis Benhumea y Javier Cortés perdieron la vida, mientras que un número “todavía desconocido” de mujeres fueron víctimas de tortura sexual. Asimismo, más de 200 pobladores fueron detenidos. Por ese hecho, el Frente denunció al Estado mexicano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

(La Jornada, Proceso)