Compartir

Tras muerte del último rinoceronte blanco del norte en África, científicos logran obtener embriones in-vitro para salvar la especie: “Paso esperanzador”, señalan

Regeneración, 5 de julio del 2018. Los científicos dieron un primer paso esperanzador para la supervivencia del rinoceronte blanco del norte, una subespecie prácticamente extinguida, al haber creado in vitro los primeros embriones del paquidermo.

Sudán, el último macho de rinoceronte blanco del norte, falleció en marzo a los 45 años en la reserva keniana de Ol Pejeta.

Su hija y su nieta, Najin y Fatu, se convirtieron así en los últimos ejemplares vivos de esta subespecie originaria de África Central, diezmada por la caza furtiva; señaló la agencia AFP

Para garantizar su supervivencia, muchos habían confiado en la ciencia.

Con un procedimiento de procreación asistida inédito en rinocerontes, se franqueó “la primera etapa esencial para salvar esta subespecie”, explicó un equipo internacional de investigadores en la revista Nature Communications.

Los expertos recolectaron en zoos europeos más de 80 ovocitos de hembras de rinocerontes blancos del sur, de los que quedan unos 20 mil ejemplares salvajes en el sur de África.

Los óvulos fueron fecundados in vitro, algunos con esperma congelado de rinocerontes blancos del norte y otros con esperma de su primo del sur, en los laboratorios de la sociedad italiana Avantea.

El resultado: siete embriones, de los cuales tres (uno sur-sur y dos sur-norte) fueron congelados.

Pero este es solo el principio para lograr el nacimiento del primer rinoceronte blanco del norte “puro”, en un plazo de “tres años”, afirmó Thomas Hildebrandt, del Instituto Leibniz de investigación zoológica y animal de Berlín.

Para ello, los investigadores esperan recolectar ovocitos de las dos hembras, Najin y Fatu, nacidas en 1989 y 2000, respectivamente, en el zoo checo de Dvur Kralove.

“Esperamos hacerlo de aquí a fin de año”, según Jan Stejskal, un responsable de este zoo, que trató en vano una inseminación artificial antes de enviarlas a Kenia con la esperanza – también frustrada – de una reproducción natural.

Los científicos crearon los embriones híbridos en vez de extraer directamente los ovocitos de las dos hembras porque esta intervención requiere la autorización de las autoridades kenianas.

LEER MÁS:  Científicos transforman sangre tipo A en O universal

Además, tuvieron que inventar una técnica y un utensilio de dos metros de largo para extraer los ovocitos de los rinocerontes blancos.

“Teniendo en cuenta los 16 meses de embarazo, tenemos poco más de un año para lograr una implantación” en una madre portadora de rinoceronte blanco del sur, puesto que ni Najin ni Fatu pueden llevar a cabo un embarazo, según Hildebrant.

La muerte del último rinoceronte blanco del norte

En mercado negro el cuerno de rinoceronte vale 50 mil dólares el kilo, mucho mas que el oro. Sobreviven solo dos hembras

Regeneración, 20 de marzo del 2018. El último rinoceronte macho del norte, llamado  ‘Sudán’, falleció en la reserva natural keniana de Ol Pejeta, donde residía desde 2009, a los 45 años. Con su muerte, solo quedan dos hembras en el mundo vivas de su subespecie. Conservacionistas de Kenia anunciaron: “Sudán fue el último rinoceronte blanco del norte que nació en la naturaleza. Su muerte es un símbolo cruel de desprecio humano por la naturaleza y entristeció a todos los que lo conocieron”.

No debemos rendirnos 

En el comunicado oficial fechado en Nanyuki, Kenia; se señala que “con gran tristeza Ol Pejeta Conservancy y el zoológico Dvůr Králové anuncian que Sudán, el último rinoceronte blanco del norte masculino , de 45 años, murió en Ol Pejeta Conservancy en Kenia. el 19 de marzo de 2018 (ayer)”.

El rinoceronte Sudán estaba siendo tratado por complicaciones relacionadas con la edad que dieron lugar a cambios degenerativos en músculos y huesos combinados con extensas heridas en la piel. Su condición empeoró significativamente en las últimas 24 horas; él no pudo ponerse de pie y estaba sufriendo mucho .

Por ello el equipo veterinario del zoológico Dvůr Králové, Ol Pejeta y el Servicio de Vida Silvestre de Kenia tomaron la decisión de practicar la eutanasia, indicó el comunicado.

En el emotivo mensaje los conservacionistas señalan que Sudán será recordado por su vida inusualmente memorable. En la década de 1970, escapó de la extinción de este tipo en la naturaleza cuando se trasladó al zoológico Dvůr Králové .

LEER MÁS:  Pequeño elefante sin trompa conmueve al mundo, 'no se sabe si sobrevivirá' (VIDEO)

“A lo largo de su existencia, contribuyó significativamente a la supervivencia de su especie ya que engendró dos hembras. Además , su material genético se recolectó ayer y proporciona una esperanza para futuros intentos de reproducción de los rinocerontes blancos del norte a través de tecnologías celulares avanzadas. Durante sus últimos años, Sudán regresó a África y robó el corazón de muchos con su dignidad y fortaleza”, señalan.

“Nosotros en Ol Pejeta estamos tristes por la muerte de Sudán. Fue un gran embajador de su especie y será recordado por el trabajo que realizó para concienciar a nivel mundial sobre la difícil situación que afrontan no solo los rinocerontes, sino también los muchos miles de otras especies que se enfrentan a la extinción como resultado de una actividad humana insostenible. Un día, se espera que su desaparición sea visto como un momento seminal para los conservacionistas en todo el mundo “, dijo Richard Vigne, CEO de Ol Pejeta.

Se detalla que desafortunadamente, la muerte de Sudán deja solo dos hembras de rinocerontes blancos en el planeta ; su hija Najin y su hija Fatu, que permanecen en Ol Pejeta. La única esperanza para la preservación de esta subespecie ahora radica en desarrollar técnicas de fertilización in vitro (FIV) utilizando huevos de las dos hembras restantes, semen de rinoceronte blanco septentrional almacenado de machos y hembras subrogadas de rinoceronte blanco meridional.

¿Cómo llegamos a este punto?

En su mensaje desde Kenia se relata que la crisis de caza furtiva de los años 70 y 80, impulsada por la demanda de cuerno de rinoceronte en la Medicina Tradicional China en Asia y puñales en Yemen, acabó con las poblaciones de rinoceronte blanco del norte en Uganda, República Centroafricana, Sudán y Chad.

La última población silvestre restante compuesta por 20-30 rinocerontes en el Parque Nacional Garamba en la República Democrática del Congo sucumbió a los combates en la región durante la década de 1990 y principios de 2000. En 2008, la mayoría de los expertos consideraban que el rinoceronte blanco del norte se había extinguido en la naturaleza, indicaron.

LEER MÁS:  Cazadores furtivos mataron a casi cien elefantes en Botsuana

Asímismo precisaron que “en 2009, los últimos cuatro fértiles rinocerontes blancos del norte, dos machos y dos hembras, fueron trasladados a Ol Pejeta del zoológico Dvůr Králové en la República Checa, con el apoyo de Fauna & Flora International y Kenya Wildlife Service . Se esperaba que el clima y los pastizales ricos de The Nature Conservancy, similares a los el hábitat nativo de esta subespecie , les proporcionaría condiciones de reproducción más favorables”.

Al llegar a Ol Pejeta, los cuatro fueron sometidos a vigilancia armada las 24 horas y se les alimentó con una dieta suplementada. Sin embargo, a pesar del hecho de que se los vio aparearse, no hubo embarazos exitosos.

Los conservacionistas continuaron sus esfurzos y “a principios de 2014, se pusieron en marcha planes para introducir un rinoceronte blanco meridional macho a las dos hembras del norte de raza blanca con la esperanza de que si la cría tenía éxito, la descendencia híbrida al menos conservaría algunos de los genes blancos del norte”.

De nuevo, esto resultó fracasado. Las pruebas posteriores revelaron que ninguna de las hembras era capaz de reproducirse de forma natural , y que solo una era lo suficientemente fértil para concebir artificialmente.

La muerte del otro hombre blanco del norte, Suni , de causas naturales en octubre de 2014 , enfatizó aún más la necesidad de encontrar soluciones alternativas con urgencia .

¿Que sigue?

Los conservacionistas detallan que al agotarse las opciones, los científicos están intentando desarrollar “técnicas reproductivas artificiales ” (o ART), incluida la FIV para rescatar a esta subespecie .

“Debemos aprovechar la situación única en la que las tecnologías celulares se utilizan para la conservación de especies en peligro crítico. Puede sonar increíble, pero gracias a las técnicas recientemente desarrolladas, incluso Sudán podría tener descendencia “, dijo Jan Stejskal, Director de proyectos internacionales en el zoológico Dvůr Králové.

“Estaremos felices por todos los que nos ayudarán en nuestro esfuerzo conjunto”, finalizó el comunicado

 

 

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook