México aumentó poder de vigilancia en redes usando guerra contra el narco como justificación

Un informe de Freedom House destaca que el entorno de libertad de Internet en México “disminuyó debido a las revelaciones sobre el spyware gubernamental utilizado contra abogados, periodistas y activistas de derechos humanos”. 

Regeneración, 14 de noviembre de 2017.- El informe anual de la organización Freedom House reveló que gobiernos de todo el mundo han incrementado “drásticamente” sus intentos de manipular la información en las redes sociales, hecho que contribuye a que 2017 sea el séptimo año consecutivo de declive general de la libertad en internet.

“La manipulación del contenido en línea contribuyó a un séptimo año consecutivo de disminución general de la libertad en internet, junto a un aumento de las interrupciones del servicio de internet móvil y un aumento de los ataques físicos y técnicos contra los defensores de Derechos Humanos y medios independientes”, indica el reporte.

El informe “Libertad en Internet 2017”, indica que las tácticas de manipulación y desinformación en internet jugaron un papel importante en los procesos electorales de al menos 18 países, situación que “dañó la capacidad de los ciudadanos de elegir sus líderes sobre la base de noticias objetivas y debates auténticos”.

El documento se presentará este martes en Washington y se basa en el periodo de junio 2016 y mayo de este año, evaluó la situación en 65 países, los cuales conjuntos suman el 87 por ciento de los usuarios de internet a nivel mundial.

LEER MÁS:  AMLO encabeza presencia en redes sociales: Medición El Universal

“Libertad en Internet 2017”, señala que los gobiernos de 30 países utilizaron “alguna forma de manipulación” para distorsionar la información en redes. En total fueron 7 países más que los 23 del año pasado.

“Los comentaristas pagados, trolls, bots, sitios de noticias falsas y medios de propaganda fueron algunas de las técnicas utilizadas por los líderes para inflar su apoyo popular y esencialmente avalarse ellos mismos”, dice el informe.

China, por tercer año consecutivo, fue “el peor abusador” de la libertad en internet a nivel mundial, luego le siguen Siria y Etiopia.

De acuerdo con el reporte, menos de una cuarta parte de los usuarios de la red mundial viven en países donde ésta se designa como “libre”, cosa que según Freedom House, significa  que “no existen grandes obstáculos para el acceso, restricciones onerosas de contenido o violaciones graves de los derechos de los usuarios como vigilancia sin control o repercusiones injustas por el discurso legítimo”.

32 de los 65 países evaluados desde junio de 2016, mostraron una situación deteriorada y los retrocesos más fuertes los registraron Ucrania, Egipto y Turquía. Este año España no aparece en el informe y tampoco otras naciones del sur de Europa como Portugal y Grecia.

LEER MÁS:  Reos de Chiconautla la pasan ‘bomba’ durante motín y lo suben al Facebook

En el caso de América Latina, el informe destacó un retroceso en Venezuela, México y Ecuador. En el primer país, el reporte lo declaró como “no libre”, pues aumentó la censura y se presentaron bloqueos y ataques técnicos contra los medios y las organizaciones no gubernamentales. 

Sobre México, el informe destaca las “prácticas de vigilancia ilegal” que se recogieron en las investigaciones que revelaron “que el spyware del Gobierno atacaba de manera abusiva a las personas involucradas en la investigación de la corrupción y los abusos contra los Derechos Humanos”.

“Si bien el acceso ha mejorado constantemente, el entorno de libertad de Internet en México disminuyó debido a las revelaciones sobre el spyware gubernamental utilizado contra abogados, periodistas y activistas de derechos humanos”. 

Agrega que “usando la tensa situación de seguridad y la guerra contra las drogas como justificación, el gobierno ha aumentado sus poderes de vigilancia. Una serie de investigaciones arrojaron luz sobre el uso indebido por parte de México de las tecnologías de espionaje digital destinadas a perseguir a criminales y terroristas”. 

Además, señala que “los altos niveles de violencia contra periodistas continuaron limitando severamente la libertad de internet. Durante este período, las publicaciones en línea sufrieron ataques cibernéticos, y al menos dos reporteros que cubrían historias confidenciales en línea fueron asesinados, y muchos más recibieron amenazas de muerte y mensajes intimidantes en línea. Si bien los ciudadanos siguieron utilizando herramientas digitales para protestar contra la impunidad, la corrupción y la violencia de género, la manipulación en línea siguió siendo un fenómeno prominente en la esfera digital de México. A principios de 2017, las protestas sociales contra la fuerte subida de los precios del gas pronto fueron deslegitimadas por los mensajes de las redes sociales que promovían el vandalismo y el caos”. 

LEER MÁS:  Refrenda AMLO compromiso de que haya cobertura nacional de Internet

 

 

 

Vía Reforma

Comentar con facebook