Pese a que los policías municipales se encontraban a 50 metros de los hechos, no intentaron auxiliar a los soldados que yacían en el piso tras la emboscada de grupo armado.

soldado muerto

Regeneración, 07 de octubre 2016.-  El informe oficial elaborado por la Policía Ministerial, asegura que los policías municipales de la ciudad de Culiacán, Sinaloa no hicieron ningún intento por auxiliar a los militares emboscados la madrugada del pasado viernes 30 de septiembre por parte de un grupo armado.

De acuerdo al informe obtenido por el diario Riodoce, a 50 metros de los hechos donde yacían once militares heridos y dos más ardían en llamas,  se encontraban los policías municipales.

El documento contiene los reportes de la llamada al Centro de Emergencias y Respuesta Inmediata (CERI) de la policía municipal del Culiacán y los horarios en el que se retransmitió a las diversas corporaciones policíacas y de las Fuerzas Armadas.

En la información proporcionada por el gobierno de Sinaloa destaca que el ejército llegó al lugar, una hora después de la primera llamada de auxilio registrada y los heridos fueron trasladados a los hospitales en patrullas de la policía municipal y un taxi.

“De igual forma señalamos que en el momento que arribamos al lugar de los hecho se encontraban aproximadamente a 50 metros de distancia vehículos con torretas tipo policía, mismo que resultaron ser de la policía municipal, quienes al percatarse que nos acercábamos al lugar del hecho, casi simultáneamente se acercaron a prestar auxilio y fueron estas patrullas las que apoyaron con el traslado de heridos a los hospitales”, detalla el informe elaborado por los policías ministeriales que de acuerdo a lo reportado, fueron los primeros en llegar.

Explican que ante la premura de la situación no tomaron los números de las patrullas municipales ni el nombre de los policías, sin embargo, al notar que había heridos de gravedad, usaron las unidades para trasladar a los heridos.

La Procuraduría General de la República investiga a policías municipales de Badiguarato y Culiacán, para determinar su posible participación en la emboscada y si se avisó a los narcotraficantes hacia dónde se dirigían las dos camionetas oficiales con 17 elementos del ejército y la ambulancia de la Cruz Roja que trasladaba al sicario herido.

Con información de Proceso.