Suprema Corte resuelve conflicto de límites entre Oaxaca y Chiapas

Esta disputa territorial data de hace más de 60 años, en 2011 se agravó la problemática cuando el gobierno de Chiapas creó el municipio Belisario Domínguez
La SCJN resuelve que es de Oaxaca y no de Chiapas, la región de Los Chimalapas

Regeneración, 12 de noviembre de 2021. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), determinó que la región de los Chimalapas pertenece a Oaxaca y no a Chiapas, dando resolución al conflicto limítrofe entre ambos estados.

Los ministros reconocieron que su fallo no solucionará los conflictos históricos en la zona, por lo que pidió a los gobiernos de las dos entidades a realizar consultas entre las comunidades indígenas que la habitan.

Por mayoría de votos el pleno de la SCJN aprobó el proyecto

Por mayoría de 10 votos, el pleno de la SCJN aprobó el proyecto del ministro Fernando Franco González Salas, el cual indica que la línea divisoria entre ambas entidades “iniciará en la Barra de Tonalá a los 16 grados de latitud norte, en dirección noroeste hasta el cerro del Chilillo, de ahí con dirección noroeste hasta el cerro de La Jineta y de ahí, con rumbo noreste, hasta el cerro de Los Martínez.”

LEER MÁS:  7 ejecutados en Chiapas, habrían sido ultimados por banda guatemalteca

Esto implica que el municipio de Belisario Domínguez, creado por el gobierno de Chiapas en 2011, con una superficie de 84 mil hectáreas, se encuentra en realidad en territorio de Oaxaca.

Para llegar a resolución se realizó estudio histórico

Para llegar a esa conclusión, el ministro Franco partió de un estudio histórico, que se inició desde un tratado de límites firmado en 1549 entre la entonces Nueva España y la Capitanía General de Guatemala.

También se revisaron peritajes geográficos, pasando por consultas con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, además de análisis jurídicos de las constituciones y leyes de ambos estados, así como de las entidades vecinas Veracruz y Tabasco.

La SCJN votó algunos efectos de su sentencia, que incluyen un plazo de 30 meses para que Chiapas y Oaxaca modifiquen sus constituciones y leyes estatales, reconociendo los límites fijados por el máximo tribunal.

Al respecto, el ministro presidente, Arturo Zaldívar, señaló que la SCJN continuará definiendo los efectos de esta decisión en su sesión del martes próximo.

LEER MÁS:  7 ejecutados en Chiapas, habrían sido ultimados por banda guatemalteca

“Este es un asunto muy delicado que excede, con mucho, una simple división de límites. Aquí subyace un problema político y social delicado; considero plausible que el ministro ponente haya intentado establecer una serie de efectos que involucra no sólo a los dos estados, a las dos entidades federativas confrontadas con esta cuestión de límites, sino también al gobierno federal para buscar soluciones y alternativas que, con paz social, privilegien el bienestar de las personas, de las comunidades y de los pueblos indígenas que viven en esta zona”, señaló.