Compartir

En un caso más de violencia de género, el regidor de Españita, en Tlaxcala, Óscar Ávila Portillo, fue acusado de enviar familiares para atacar a una exempleada que lo denunció por acoso sexual, y a su madre, que podría perder la vida

Regeneración, 14 de octubre de 2018.- Por haber renunciado y llevado ante la justicia su denuncia por acoso sexual, Óscar Ávila Portillo, regidor de Educación del ayuntamiento de Españita, en el estado de Tlaxcala, presuntamente mandó golpear a Carolina Ramírez Martínez y a su madre, de acuerdo con la denuncia de la víctima y organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres.

En conferencia de prensa, representantes de las organizaciones Mujeres con Poder y Todo para Todos relataron:

“El sábado por la mañana la denunciante y su madre fueron confrontadas en su propio domicilio por varias mujeres, todas ellas identificadas como la mamá, esposa, sobrinas y tías del regidor priista, quienes arremetieron a golpes contra ellas hasta dejar en estado inconsciente a la adulta mayor, mamá de Carolina”, informaron.

LEER MÁS:  Se salvó Salinas de sufrir accidente en su avión privado

En redes sociales circula el trágico video donde Carolina explica que solicitó apoyo a la Policía Municipal, quienes se negaron a intervenir antes de que se dieran los hechos de violencia:

“Yo les llamé al 911 y nomás llegó la municipal y no quisieron hacer nada… dijeron que no les incumbía y que tenían otra cosa más importante qué hacer. Les dije que por favor se quedara un policía y no. Ellos vieron, se echaron en reversa y vieron que llegaron todos con palos y bats y todo, para golpearnos y no hicieron nada. Ya después, cuando veníamos para abajo, porque íbamos a nuestra casa a dejar una cuatrimoto que teníamos y las cosas nos alcanzó la estatal y fue cuando nos auxilió, pero mi mamá ya no reaccionaba. Eso es todo lo que tengo que decir”.

LEER MÁS:  PRI deberá pagar multa de 16 mdp por filtrar lista nominal en BC

De acuerdo con las denunciantes, “la madre se encuentra grave y en riesgo de perder la vida, mientras que a Carolina Ramírez le fracturaron la nariz”.

Ambas mujeres fueron amenazadas con armas de fuego, para que abandonaran el pueblo pues no les perdonaron el hecho de haber denunciado al regidor acosador; les advirtieron que se fueran porque de lo contraria las matarían.

Silvia Avelina Nava, Eréndira Jiménez Montiel y Yeny Charrez Carlos, representantes de las organizaciones, exigieron a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) intervención inmediata por el delito de intento de homicidio.

LEER MÁS:  PRI expulsa a líder oaxaqueño por provocar muerte de su novia

Agregaron que las denuncias deben ser atendidas, pues se trata de abuso de poder y violencia feminicida por parte del regidor Óscar Ávila Portillo.

Detallaron que Carolina fue secretaria particular de regidor Óscar Ávila, pero ella decidió renunciar cansada del acoso sexual al que era sometida.

Posteriormente, promovió una denuncia en contra de su exjefe en marzo pasado, explicaron integrantes del colectivo “Todos para Todos”, entre ellas Silvia Avelina Nava, Eréndira Jiménez Montiel y Yeny Charrez Carlos.

Asimismo, las activistas reprocharon al alcalde de Españita, Jesús González Guarneros, que haya hecho caso omiso del caso al no prestar servicio de seguridad pública y, con ello, encubrir al integrante de su Cabildo.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook