Ángel Aguirre cuando fue gobernador de Guerrero compró equipo para espiar

El gobierno de Guerrero, que encabezaba el perredista, Ángel Aguirre, en 2014 compró a la empresa Neolinx de México SA de CV, propiedad del empresario Gilberto Enríquez, un equipo de espionaje que utiliza la Fiscalía General del estado (FGE).

Regeneración, 20 junio 2017.- El gobierno de Guerrero, que encabezaba el perredista, Ángel Aguirre, en 2014 compró a la empresa Neolinx de México SA de CV, propiedad del empresario Gilberto Enríquez, un equipo de espionaje que utiliza la Fiscalía General del estado (FGE).

El empresario es el enlace del gobierno de México con la empresa italiana Hacking Team, enfocada en el uso y manejo de software para hackear computadoras y teléfonos inteligentes.

La compra fue realizada por Víctor Hughes Alcocer, exsubsecretario de Administración durante el gobierno de Aguirre Rivero. Para la operación, el entonces funcionario destinó de manera “irregular” 17.5 millones de pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP).

Ese movimiento benefició al consorcio vinculado con una red nacional de intervención de comunicaciones impulsada por el gobierno de Peña Nieto, a través del exdirector de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR, Tomás Zerón de Lucio.

Esta información fue difundida por Proceso en abril de 2016 y advirtió sobre una red de espionaje orquestada por el gobierno de Enrique Peña Nieto que involucra a gobernadores de las entidades y se maneja en la opacidad.

LEER MÁS:  ¡En Guerrero ya es ley! Aprueban despenalización del aborto

El tema volvió a tomar relevancia luego de que el influyente diario The New York Time informó que activistas y periodistas han sido espiados a través del malware denominado Pegasus que suministra la empresa Haking Team a gobiernos, entre ellos, el de México.

En el caso de la empresa Neolix, que vendió el equipo de espionaje al gobierno estatal, destaca el hecho de que forma parte de una estrategia impulsada por el gobierno federal para la adquisición de un sistema de intervención de comunicaciones en todo el país.

En julio de 2015, que el proyecto para armar una red nacional de espionaje fue comunicado a la empresa italiana Hacking Team por Gilberto Enríquez, presidente de Neolinx, quien provee de equipo y software de comunicaciones a Tomás Zerón, director de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR.

De acuerdo con el texto, el 29 de octubre de 2013, Enríquez se comunicó vía correo electrónico con Alex Velasco, entonces principal contacto de la empresa italiana en México. Se trata de un ciudadano estadunidense de origen mexicano que escribió:

LEER MÁS:  ¡En Guerrero ya es ley! Aprueban despenalización del aborto

“Como te expliqué ayer, México creó una nueva Agencia de Investigación Criminal (AIC), que es una unidad autónoma y desconcentrada bajo la PGR… (Su) director en jefe es Tomás Zerón de Lucio, exdirector de Inteligencia en la Procuraduría General de Justicia del Estado de México”.

De hecho, el primer cliente de Hacking Team en México fue justamente esa entidad, cuando el actual presidente de la República la gobernaba.

Como encargado de coordinar los esfuerzos a escala federal y estatal contra la delincuencia, la AIC mantiene un proyecto piloto con la PGJ del Estado de México. “Si el piloto trabaja bien, la misma configuración se va a hacer para comprar en todos los estados y hacer una grande para la AIC”, dice el empresario en uno de los miles de correos electrónicos intervenidos a la empresa gracias al ataque cibernético dado a conocer el pasado lunes 6.

Enríquez explica que la orden de compra saldrá del Estado de México, pero se pagará con presupuesto federal, según indica el reportaje realizado por los periodistas Jorge Carrasco y Mathieu Tourliere.

 

Con información de Proceso