Compartir

La última vez que su familia la vio fue cuando abordó un microbús rumbo a la escuela en Ensenada, en Baja California

Regeneración, 2 de enero de 2018.- La adolescente, de 16 años, se dirigió el 1 de septiembre al Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) 146 en el ejido Padre Kino, en San Quintín. Entró a clases, de acuerdo con maestros y compañeros, pero no volvió a casa.

Su padre la esperó ese día, como todos, en la parada de microbuses, pues sabía que nunca se retrasaba, pero no llegó y por esto empezó la búsqueda, así lo informa Sin Embargo.

LEER MÁS:  Mandan drones con granadas a casa de titular de SSP en BC

“Es una niña que es bien dedicada. Bien atenta. Siempre estaba con sus hermanos jugando. Y si no, haciendo su tarea. Desde el kínder demostró tener gusto por la escuela. Sus planes eran seguir estudiando. En la nochesita nos sentábamos los dos a ver la tele, información y cosas que a ella le gustaban. Nunca había nada extraño”, asegura Guillermo su padre.

En el Ministerio Público (MP) le pidieron esperar, afirmando que ellos realizarían la investigarían, pero él decidió salir a recorrer las calles para pegar fotografías de Ángela.

LEER MÁS:  MP facultado para pedir información a telefónicas en casos de trata

Algunos pobladores aseguran haberla visto caminando sola, pero no hay más pistas, salvo una llamada.

En octubre pasado un agente ministerial marcó al celular de la menor y un sujeto contestó, asegurando que alguien le había vendido el aparato, entonces se perdió el contacto.

“Nada, nada. Les pregunto y no saben nada. Me dijo, como insinuación. el encargado acá (del MP) que para buscarla, por otros medios, se ocupaba dinero. Que estaba activo su número telefónico y su Facebook”, narra Guillermo.

Si quieres informarte más, visita: Regeneración

loading...

Comentar con facebook